2013-03-25 23:03 Real Madrid Por: Administrador

Escándalo: El Barça "desangra" a los consumidores catalanes



Siempre según 'El País', la Fundación del Barça recibió el 60 por ciento del dinero repartido en subvenciones por la mencionada Agencia Catalana de Consumo, que es dependiente de la Generalidad Catalana. Nada menos que 230.000 de los 395.000 Euros totales destinados a ayudas, más de lo que gana el Presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

El resto, 165.000 Euros, fue repartido entre once asociaciones de consumidores, que recibieron ínfimas ayudas de entre 5.000 y 35.000 euros. 'El País' se ha basado para reflejar estos datos en el 'Diari Oficial de la Generalitat' publicado el pasado lunes.



Las distintas asociaciones de consumidores han expresado su profunda indignación en las últimas horas, aumentada, si cabe, por el hecho de que precisamente ellos se encuentran en una situación más que delicada con respecto a entidades como el Barça. Cuesta creer que un club que dice "ser de los catalanes" y representarles a nivel internacional esté teniendo semejante desfachatez.

El fomento del consumo responsable entre los jóvenes es, según dicen desde el club, lo que pretende difundir el Barça a través de estas ayudas. Pero esos 230.000 Euros es algo menos de lo que gana Leo Messi en sólo una semana después de su última renovación y revisión de contrato, por la cual, según algunos medios, estaría alcanzando los 15 millones de Euros limpios por temporada.

¿Y todo para qué? Para que el club monte una carpa donde personal de la Agencia informe y guíe a niños sobre la importancia del consumo responsable, en el marco del programa 'FutbolNet', una serie de festivales organizados por la Fundación del Barça que pretenden una "metodología pedagógica de fomento de los valores a través de la práctica deportiva". Una serie de actividades que, según 'El País' ,le cuestan a la Agencia Catalana de Consumo 10.000 euros por cada festival en el que tome parte, más de lo que cobran en todo el año distintas asociaciones de consumidores en la región. 



Lo curioso de todo el asunto es que se le den ayudas públicas a una entidad privada del carácter y el peso financiero del Barça cuando Catalunya, ese "país pequeñito de ahí arriba, que no pinta nada", tal y como dijo Pep Guardiola en su día, anda pidiendo rescates financieros al Gobierno central.

Más todavía a una institución cuya directiva alienta el independentismo y se mete en política como si nada, marginando y despreciando sistemáticamente al país y a toda esa gran parte de masa social barcelonista que no se siente nacionalista ni es catalana. He aquí una muestra de ese 'seny' y esos 'valors' de los que tanto alardea el Barça, que, ahora incluso ante su gente, ha quedado retratado.


Deja tu Comentario