2016-06-02 17:06 Reportajes Por: Administrador

El escándalo de los sorteos "favorables" al Madrid viene de lejos



Joan Tubau Dijo un día Jose Mourinho refiriéndose al FC Barcelona: "a mí me darívergüenza ganar así", refiriéndose al FC Barcelona. El técnico portugués ha preferido mantener un prudente silencio ante el escándalo arbitral que se vivió en la final de San Siro para que el Real Madrid levantara La Undécima pasando por encima del Atlético gracias al comodín del árbitro. Pero en la trayectoria del Real Madrid en Europa los árbitros no son el único escándalo. Hay más. Por ejemplo, la farsa de los sorteos, un tema que viene de lejos. Cj28AT5WEAAcykY Y como muestra este botón que adjuntamos en la imagen en el que se viene a reconocer que las primeras ediciones de la Copa de Europa -competición que no tiene nada que ver con la Champions League-, no tenían más valor que el trofeo Bernabéu. Si ahora los bombos se confabulan para favorecer al Madrid con los rivales y con el orden de los partidos, en la edición de 1955-56 el propio presidente del Real Madrid elegía al rival por real decreto, en este caso el suizo Servette, para aprovechar el viaje y hacerle una visita a la familia real española, entonces residente en Lausana, que siempre iba bien para hacer relaciones. Esta Copa de Europa, que naturalmente ganó el Real Madrid, cuenta como una de las once de las que ahora presume el madridismo. Podrían añadir también las ediciones del trofeo Bernabéu ganadas por el Real Madrid para redondear el número y que quede más aparente. Lo cierto es que el Real Madrid ganó la primera edición de la Copa de Europa -no Champions League- eliminando al Servette, al Partizan, al Milan y al Stade Reims en la final. En la segunda el Madrid eliminó al Rapid de Viena, Niza, Manchester United y Fiorentina. En la tercera al Amberes, Sevilla, Vasas de Budapest y Milan. En la cuarta al Besiktas, Viena, Atlético de Madrid y Stade Reims. En la quinta al Jeunesse, Niza, FC Barcelona -con escándalo arbitral- y Eintracht Frankfurt. Luego la cosa se fue complicando, la sexta no llegó hasta la temporada 10965-66, cuando el Madrid eliminó al Kilmarnock, Anderlecht, Inter y Partizan de Belgrado. Luego la Copa de Europa se convertiría en Champions League, en 1992, y el Real Madrid encontraría más obstáculos para seguir ganando. Los árbitros mantendrían su tónica y lo de los sorteos se haría más evidente al subir el nivel de los rivales en cantidad y calidad. Lo que está claro es que en las cinco primeras ediciones, que muchos han venido a llamar las del "botijo" o el "ánfora", no había FC Barcelonas (una vez), ni Juventus, ni Bayerns, ni Chelseas, ni PSGs y sí muchos Wolfsburgos. Casi todos.

Deja tu Comentario