2013-07-03 20:07 FC Barcelona Por: Administrador

España muestra su repelús hacia el Madrid



Marc García

El Diario AS publica este miércoles un estudio revelador: el antimadridismo está creciendo en el estado español, mientras que el FC Barcelona es el equipo más popular. De esta manera, las malas formas del club blanco en los despachos y en los terrenos de juego finalmente le han pasado factura al Real Madrid. Y es que los aficionados ya no toleran las actitudes totalitarias y chulescas de la entidad merengue.



Por contra, los valores del Barça se siguen ensalzando y gozan de un buen estatus entre la población española. Y es que tanto la directiva como técnicos y jugadores azulgranas mantienen siempre una actitud ejemplar tanto dentro como fuera de los campos de fútbol.

El director del Diario AS, en su editorial de este miércoles, ha explicado así el informe que ha hecho público su diario: "Hace dos años hicimos una encuesta entre los asistentes a todos los campos de Primera División, que nos arrojó la sorprendente noticia de que el Real Madrid ya no era, como antaño, el club favorito, sino que lo era el Barça. Aquello fue un impacto. Roncero encontró la forma de amortiguarlo: fuera de Cataluña y el País Vasco, los espacios que más discuten el concepto España, tan identificado con el Real Madrid, el club de la capital seguía ganando por amplio margen. Bueno, pues ahora tampoco es así. Aún así pierde. Esta vez hemos ampliado la encuesta a los campos de Segunda, donde gana el Madrid. Con todo, el Madrid pierde posiciones".

Además, ha lanzado un mensaje a los madridistas que defiende las malas formas de entrenadores como Mourinho y ha criticado la actitud del presidente Florentino Pérez en el palco:  "Pero no es sólo ganar y perder, es cómo se gana y cómo se pierde. Y cómo se está. Ese Madrid del palco triplicado en capacidad y degradado a la condición de sucedáneo de las cacerías de Franco, esa arrogancia de club rico que presume de dinero y olvida el estilo, ese Mourinho que mira por encima del hombro todo y mete el dedo en el ojo, por la espalda, al segundo de su igual, han acabado por hacer mucho daño. El Madrid fue una cosa que despertó admiración y arrastró cariño. Su presidente de estos años lo está convirtiendo en algo distinto. Algo que ni gana ni gusta ni respeta. Y España lo está notando".




Deja tu Comentario