2012-06-27 19:06 FC Barcelona Por: Administrador

España se enfrenta a un tipo peligroso



En el último Portugal-España de carácter amistoso, que se disputó en noviembre de 2010 en las horas previas del clásico del 5-0, Cristiano Ronaldo hizo una entrada criminal contra Sergio Busquets. Al término del partido, se puso ante las cámaras y con toda la sangre fría del mundo admitió: "No toqué a Busquets, pero por pena para mí". Es decir, que si no le cazó no fue por falta de ganas. Poco después, en un clásico Real Madrid-Barcelona, se las tuvo que el barcelonista Pedro, que acababa de proclamarse campeón del mundo con la selección española. Intentando descentrarle le dijo sobre el césped: "¿Y tú quién eres?". Ese es su concepto de la deportividad: tratar de despreciar al rival que, en este caso, tenía bastantes más galones que él: campeón del mundo con España y campeón de todo con el Barça marcando en todas las competiciones. Ese es Pedro. Bastante más de lo que ha conseguido Cristiano Ronaldo hasta ahora tirando de gomina, chulería y prepoitencia.

Algo parecido sucedió en febrero de 2011 con el jugador del Espanyol Walter Pandiani, entonces en la filas de Osasuna. Le dijo Cristiano Ronaldo en pleno césped: "¿Cuánto cobras?". "Sólo sé que últimamente ganó los mismos títulos que tú", fue la respuesta inteligente del uruguayo. Luego diría que al portugués "le falta un tornillo". Es tan pobre que sólo tiene dinero.



Y España está preocupada. Y Del Bosque también. Todos esperamos de La Roja que despliegue esta noche su mejor fútbol sin caer en las provocaciones de este tipo que es capaz de alterar la calma del más pausado, como sucedió con Iniesta, el futbolista más deportivo y tranquilo del mundo, que se vio obligado a ordenarle que se callara en pleno clásico harto de sus chiquilladas sobre el terreno de juego. Estando él en el campo, el jaleo y la tangana están asegurados. Y esta vez con el agravante de que sus enemigos serán sus compañeros. Vermos cómo lleva eso de que Sergio Ramos, Arbeloa y Casillas le aparten del senda de la gloria para hundirle en la miseria si España consigue el pase a la final. Lo más probable es que lo haga con malas maneras.  A lo mejor vuelve a escupir sobre el objetivo de una cámara de televisión, como hizo la última vez que Portugal perdió ante España en el Mundial de 2010.

 

Player Video...
//

 



"Es un cobarde, un chulo y un prepotente". Así le ha definido su antigua novia,  Nereida Gallardo,una mujer que le conocer muy bien. No es extraño que hasta los propios medios portugueses consideren que necesita un psicólogo. Es un magnífico futbolista, pero su equilibrio emocional no está equilibrado. Y todo por un problema de celos con Leo Messi. No soporta ser un segundón y lleva muy mal eso de tener que aceptar que otro futbolista no sólo es mejor que él. Es muchísimo mejor que él.

Hoy le veremos chulear con Portugal. Si marca un gol lo celebrará señalándose a sí mismo. El yo, yo, yo, yo, yo, yo y yo lo tiene muy acentuado. Y se enfadará porque sus compañeros le pasan mal el balón o porque otro jugador marca un gol que debería haber conseguido él. Eso si gana. Si pierde no le dará la mano a los rivales, especialmente si no son del Real Madrid, como sucedió con Cisma la temporada pasada en El Sardinero. Y recurrirá a cualquiera de sus habituales excusas: el gesto de "robar, sólo robar", o se tocará la cara para dejar claro que el árbitro, y sólo el árbitro, ha podido con él. Porque él es el más guapo, el más rico y el más bueno del mundo. Aunque necesita llegar a la repesca ante Bosnia para acudir con su selección a la fase final de la Eurocopa.

Hoy Cristiano Ronaldo será el enemigo de España. Hoy entenderán en Madrid cómo las gasta este chico cuando viste de rival. A lo mejor descubren que no es tan simpático como les parece. A lo mejor hasta ven que es un buen futbolista, maleducado y consentido en exceso y sobrado de malas artes y peores modos. Es lo que tiene vivir a la sombra del mejor de Leo Messi y acordarse de su cara y hablar de él ante la prensa aunque nadie le pregunta por él.


Deja tu Comentario