2012-05-26 00:05 FC Barcelona Por: Administrador

Esperanza lo consiguió: abucheo monumental al himno



Sonó durante 27 segundos y a una potencia inusual. Incluso a través de televisión pareció como si apenas un murmullo de fondo acompañara las notas del himno. Sin embargo, en el campo el griterío fue atronador. Si lo que Esperanza Aguirre quería era motivar a los asistentes al partido, lo consiguió. También consiguió que las aficiones de ambos equipos se acordaran de ella dedicándole poco antes y poco después de sonar el himno unos cánticos desgradables que recordaban al Bernabéu cuando exclama de forma generalizada aquello de "Puta Barça y puta Catalunya". Fue parecido.

Además, la afición barcelonista tuvo un detalle especial con la monarquía habida cuenta que estábamos en la final de la Copa del Rey. El monarca español no pudo asistir al encuentro, pero los aficionados se acordaron de él cantándole aquello de "un elefante se balanceaba sobre una tela de araña, y cuando vieron que se caía fueron a llamar a una ambulancia". Era un recuerdo para las aficiones de cacería del rey Juan Carlos. Luego hubo otros cánticos, como aquel de "madridista el que no bote", pero el partido transcurrió dentro de los cauces de la deportividad, como estaba previsto, porque las aficiones del Barça y del Athletic de Bilbao comprenden a la perfección el significado de la palabra deportividad.




Deja tu Comentario