2013-09-12 17:09 FC Barcelona Por: Administrador

¿Está el Madrid detrás del "Escándalo Neymar"?



Florentino Pérez no anda tranquilo. El máximo mandatario del Real Madrid sigue con una espina clavada después de ver como Neymar fichaba por el Barcelona a pesar de sus continuos intentos de llevárselo al Paseo de la Castellana. Ni el fichaje de Gareth Bale por una cifra desproporcionada ha calmado las ansias de Pérez de dañar, sea como sea, a su eterno rival.

Según publica el diario Sport, Florentino Pérez está incentivando al grupo inversor DIS, que tenía el 40% de los derechos de Neymar, para que demande judicialmente al Barcelona, como comprador, al Santos, como vendedor y al mismo jugador.



Como ya publicamos en MB, DIS lleva tiempo amenazando que irá a los tribunales porque entiende que no cobró su parte del traspaso. Es decir, el grupo inversor cobró el 40% del precio oficial del traspaso de 17,1 millones de euros, cuando cree que tendría que haber recibido el 40% de los 57 millones de euros totales. Sea como sea, fuentes cercanas al Santos no acaban de entender como el Madrid, que no pinta absolutamente nada en la venta de Neymar, se pone por el medio.

El presidente del Real Madrid no sabe perder

Florentino Pérez deseaba, como fuera, que Neymar vistiera la camiseta blanca. El caso es que en mayo supo por medio del representante del jugador, Wagner Ribeiro, que Neymar no quería ir al Madrid, sino al Barça. Pero el máximo mandatario blanco, lejos de aceptar la voluntad del jugador, decidió intentar torpedear la operación. Sus aliados fueron dos: el representante del jugador y el grupo DIS. A ambos les ofreció una suculenta suma de dinero, que en el caso del grupo inversor llegaba a la espeluznante cifra de 40 millones de euros. Curiosamente, esta artimaña del mandatario blanco es omitida por el grupo inversor cuando quiere denunciar la operación. Sea como sea, si DIS se alió con Florentino fue por el dinero y porque les garantizaba cobrar mucho más de lo que acabó abonando el Barcelona.



Dos maneras distintas de negociar

Ya cuando empezaron las negociaciones por el fichaje de Neymar, en 2011, se vieron las dos caras. Por una parte, el Barça, con Sandro Rosell como representante, negoció con el presidente del Santos, mientras que el Madrid habló directamente con el jugador y le dijo que estaba dispuesto a pagar su cláusula de rescisión.

Este pasado verano, cuando se empezó a ejecutar el fichaje, el mismo Barcelona sólo negoció con el Santos y nunca contactó con ningún grupo inversor. Cabe recordar que DIS tenía un 40% de los derechos federativos del jugador y TEISA tenía un 5%. Un hecho que al grupo inversor aliado con Florentino Pérez, le molestó profundamente. Ahora podemos entender porque este grupo quiere demandar al Barcelona. Por una parte porque era aliado del máximo mandatario del Madrid y por otro lado porque con él hubiera podido cobrar mucho más. Del otro grupo inversor, TEISA, no se ha escuchado a hablar, más que nada porque es un grupo muy próximo a la actual directiva del Santos.


Deja tu Comentario