2012-02-25 10:02 Real Madrid Por: Administrador

Esta es la mano negra del Barça en la RFEF



Desde hace unos años el madridismo viene denunciando una situación que sobre pasa lo límites de la aberración del fútbol. El Fútbol Club Barcelona ha recibido un trato de favor bastante claro por parte de la Real Federación Española de Fútbol, lo que comúnmente se ha conocido como Villarato. Muchos han intentado negar la mayor, quitar peso a estas fundamentaciones, pero parece que ya hay pocos a los que quitar la careta, y el último encuentro entre Ángel María Villar y Sandro Rosell deja bastante claro que el sistema de justicia en el fútbol español brilla por su ausencia.

De un tiempo a esta parte en Barcelona han estado bastantes calladitos con el tema arbitral. Los gurús del fútbol culé han cerrado filas en torno a los colegiados y sus supuestas ayudas, echando balones fuera, pero negar la evidencia era algo que tarde o temprano caería por su propio peso. Así, en la Ciudad Condal parecen no estar contentos con la mano que se les echan desde la Real Federación, por lo que quieren más, de ahí el encuentro entre Rosell con Villar. El presidente culé no sabe qué hacer ya para menguar los diez puntos de diferencia que saca el Real Madrid al conjunto culé, de ahí que pidiera al presidente de la RFEF otra ‘manita’, pero parece que este colectivo ya no puede dar más de sí: "¿Qué más quieres que te dé, Sandro?", le comentaba a viva voz Villar al máximo dirigente azulgrana.



Negar el Villarato a estas alturas es una versión que difícilmente se pueda encuadrar solo en la mente de los forofos más radicales, y es que los hechos hablan por sí solos. El Barça mueve ficha y quiere protagonismo en la Federación Española. Rosell se ha mostrado encantado con que Villar renueve por cuatro años más su estancia en el sillón presidencial, la mano está servida. Como en años anteriores, el Barcelona gozará a buen seguro de buena salud arbitral, algo que algunos futbolistas como Xavi Hernández, que tanto le gusta hablar del colectivo arbitral, seguramente le  pondrá de buen humor.  

Este estilo de avasallamiento, de trato de favor y de intentar meter mano en las más altas esferas para conseguir el beneficio propio parece que va escrito en lo que algunos llaman seny o valores del club azulgrana. La reunión de estos dos dirigentes es la gota que ha colmado el vaso de la intransigencia, la estancia máxima de que la mano negra en el fútbol español existe, y que no es negra del todo, sino que tiene tintes azulgranas, los que hacen mover los hilos del fútbol español en favor de todo aquello que llegue desde Can Barça.


Deja tu Comentario