2017-03-10 11:03 Real Madrid Por: Administrador

Los árbitros tienen pánico a pitar un penalti contra el Barça



Carlos Muñiz El FC Barcelona sumó en su visita al Calderón una vuelta entera de Liga con la fortuna de no haber recibido un sólo penalti en contra. La cuenta se amplía con los siguientes partidos dispitados ante el Sporting y Celta a 40 partidos de suerte sin igual y de tranquilidad defensiva, la que supone saber que los árbitros serán comprensivos con lo que pase en su área. Al Barça no le pitan un penalti en contra desde el 14 de febrero de 2016. Han pasado ya 389 días desde que Guidetti batiera a Bravo desde el punto de penalti en un Barça-Celta en el que el el contratiempo ni asustó al equipo culé porque ganó el partido por 6-1. Era el encuentro ideal para recibir un penalti en contra.

Un penalti a favor cada dos partidos

Sin embargo, que el Barça se haya pasado 40 jornadas sin penaltis en contra no quiere decir que no se hayan producido en el área culé jugadas que merecieron el tratamiento de penalti. Mascherano cometió dos sobre Lucas Vázquez y Cristiano Ronaldo en el último clásico; Umtiti derribó en el área a Correa en el Sánchez Pizjuán y a Rodrigo en Mestalla. También hubo un penalti de libro sobre Sterling en el Barça-Manchester City de la Champions League que el árbitro se avino a no pitar. La tendencia arbitral a no señalar penaltis en contra al FC Barcelona circula en la misma línea de la predisposición absoluta a pitárselos a favor. El año pasado el Barça batió el récord histórico de LaLiga con nada menos que 19 penaltis a favor: uno cada dos partidos. Pero hay más. Desde el 25 de octubre de 2015 el Barça no ha visto una tarjeta roja. 54 jornadas de Liga sin expulsiones. Fue en Eibar, cuando Mascherano fue expulsado por mentarle la concha de su madre al árbitro asistente, y Del Cerro Grande (el último valiente) le expulsó. En la Copa del Rey sí se han producido expulsiones, del propio Mascherano, de Sergi Roberto y de Luis Suárez por doble amonestación.

Deja tu Comentario