2011-04-28 00:04 FC Barcelona Por: Administrador

"Estamos a un paso de la final pero que nadie se lo cree"



Lo primero que ha querido hacer Pep Guardiola ha sido poner un poco de cordura ante toda la euforia que envuelve al barcelonismo. A pesar del buen resultado, ha dejado muy claro que la eliminatoria no está sentenciada:

"Un equipo que tiene nueve Copas de Europa nunca da un partido por perdido. Le he visto muchas veces, de niño, como jugador y como entrenador y no da nada por perdido. Seguro que sabrá manejar el ambiente de allí y seguro que la prensa de Barcelona sabrá tratar a este club como por lo que es. Hemos de recuperar bien las fuerzas y preparar bien la vuelta anímicamente y tácticamente para intentar llegar a Wembley", dijo Guardiola.



Como no podía ser de otra forma, elogió la sublime actuación de Leo Messi, y aseguró que va camino de hacer historia: "Es destacar la suerte que tenemos los que estamos con Messi. Con 23 años se ha convertido en el tercer máximo goleador de la historia del Barcelona, un club centenario. Es una barbaridad. Eso es lo bonito de nuestro fútbol y nuestro juego", dijo.

Guardiola ha explicado que tras la derrota en la final de Copa, ha corregido algunos errores que han podido ser la clave de cara al resultado final: "Hemos corregido cosas que hicimos mal en la final de Copa. Al jugar tantas veces nos conocemos más. El Madrid con los siete delanteros que tiene dispone de muchas variantes", "Pido a todos los periódicos y radios que no caigamos en la imprudencia de creernos algo que todavía no hemos conseguido", dijo. A lo que añadió que "no hemos ganado la final. Es la ida y hemos ganado 0-2. Cuando ganó la Copa lo primero que hicimos fue felicitar al Real Madrid. Nueve copas de Europa con eso se dice todo", insistió.

Guardiola no quiso entrar en la polémica, y respecto a las declaraciones de Mourinho, que cuestionó la "limpieza" del título de Liga de Campeones logrado hace dos años y el triunfo en esta ocasión dijo no opinar "nada". Y tampoco declaró "nada" sobre si estas aseveraciones merecían la intervención de la UEFA.



 


Deja tu Comentario