2013-09-30 23:09 FC Barcelona Por: Administrador

¿Estamos ante el fin de ciclo de Florentino Pérez?



Joan Tubau

La afición del Real Madrid está disgustada. Pide a gritos el regreso de Mourinho al banquillo del Bernabéu y el de Karanka para la ruedas de prensa. Carlo Ancelotti, el técnico que llegó al "cleb" blanco prometiendo espectáculo y hablando de La Décima, ha decepcionado a todo el mundo. El juego del Madrid no supera al fútbol ramplón que se veia con Mourinho y el presidente Pérez está especialmente preocupado después de oir a su técnico soñado decir que "el problema del Real Madrid es de actitud". Piensa Florentino Pérez que para eso le han fichado a él, para que consiga el máximo rendimiento de los tesoros que ha puesto a su disposición y para que les motive lo suficiente como para no tener que esconderse detrás de ese lastimoso "es un problema de actitud". También está molesto Florentino con Cristiano, a quien ha cubierto de oro y ha convertido en el futbolista mejor pagado del mundo para que después del derbi diga que "he jugado muy mal". No es eso lo que se espera del número uno mundial en cuentas corrientes.



La afición pide la vuelta de Mourinho. Pero el portugués dejó plantado al madridismo este verano. Incluso se fue gratis. Su estrategia ("el Barça es el mejor equipo de los últimos 40 años") le salió bien para que Pérez le abriera la puerta diciéndole que la cerrara por fuera. Pero ahora el Bernabéu es terreno devastado. Como suele suceder con los equipos que deja Mourinho, la plantilla está quemada, no sabe a qué juega y ha perdido motivación. Por otro lado, las ausencias de Özil e Higuaín han sido mal encajadas por sus compañeros, Bale no ha sido bien recibido y persiste el "problema" Casillas.

Como cada año el Madrid ha empezado la temporada hablando de La Décima. Y, como cada año, el equipo va a menos a medida que avanza la competición mientras el Barça y el Atlético se muestran intratables. El clásico del Camp Nou dentro de tres semanas puede dejar al Madrid definitivamente apeado de la lucha por la Liga en el mes de octubre. Y mientras tanto, el entrenador más cotizado, el objeto de deseo de Pérez desde hace una década, se muestra impotente para conseguir que sus estrellas salgan al campo con una actitud positiva. "Ancelotti es el entrenador idóneo para crear un estilo de juego que enamore". Hace un mes Pérez pronunció esta sentencia. Tiempo suficiente para calibrar el error que ha cometido con su contratación. Más que enamoramientos, lo que Ancelotti genera entre los aficionados blancos es cabreo.

Los ingredientes de esta receta dan pie a pensar que el ciclo de Pérez toca a su fin y que el Real Madrid no tendrá más remedio que buscarse a otro guía para que de una vez por todas le conduzca a La Décima, un título que se resiste y que se consigue con hechos y no con palabras. Después de diez años en este negocio, Pérez todavía no ha entendido que el mejor no necesariamente es el que más dinero derrocha.




Deja tu Comentario