2016-05-25 18:05 FC Barcelona Por: Administrador

Por qué están bajo sospecha seis Copas de Europa del Real Madrid



El diario Sport desvela en su edición de hoy el porqué se debe poner en duda la legitimidad de las Copas de Europa en blanco y negro que consiguió el Real Madrid en la década de los 50 y 60. Según el medio, el amiguismo que existía entre el régimen franquista y la entidad blanca propició la creación de un torneo a su medida en el que pudiera auparse como campeón muchas veces sin apenas oposición, para darle al Madrid el reconocimiento que no tenía por aquél entonces, ya que estaba a la sombra del Barça en España. El torneo europeo que quería crear ‘L’Equipe’ fue apropiado por dos adeptos al régimen de Franco, como eran los dueños del Real Madrid: Santiago Bernabéu y Raimundo Saporta. Lo hicieron para incluir en las bases del torneo las normas que ellos más les convenía para favorecer claramente al Madrid. La intención del rotativo francés era que participasen los ganadores de las mejores ligas, pero Bernabéu y compañía decidieron incluir a 16 equipos, entre los que solamente siete eran campeones de sus torneos. Llamó la atención que se quedara fuera el Wolverhampton, que por esa época era el mejor equipo del mundo tras haberse impuesto en un partido al exponente del mejor fútbol de la época, el Honved de Puskas, Kocsis y Czibor.

Di Stéfano y las Copas fraudulentas

El Madrid se impuso 4-3 ante el Stade Reims en la primera edición de la Copa de Europa. Luego, vendría el lío con Alfredo Di Stéfano, atado por el Barça pero que solamente por las auspicias del gobierno franquista le hicieron volar hasta Madrid. Para colmo, el Madrid ganó su segunda Copa de Europa ante la Fiorentina por 2-0, pero nunca debió jugar esa final. Saporta se las ingenió para forzar un partido de desempate ante el Rapid de Viena en el Bernabéu a cambio de una parte de la taquilla cuando ya estaba eliminado. Como ejemplo final de las artes del Madrid en esta competición fraudulenta, está la quinta Copa de Europa de los blancos. Se impusieron en la final por 7-3 al Eintrach de Frankfurt. En esa edición, el Barça era vigente campeón de Liga, pero se vio obligado a pasar una fase previa en la que eliminó a Milán y Wolverhampton. En cambio, el Real Madrid pasó directamente los octavos de final en la que se cruzó contra un equipo de amateurs luxemburgueses del Jeunesse. Según el Sport, está claro que las Copas de Europa en blanco y negro del Madrid son cortesía del régimen franquista.




Deja tu Comentario