2012-08-06 22:08 FC Barcelona Por: Administrador

Este Barça no ha perdido su identidad



Tito está demostrando estar perfectamente capacitado para continuar con el soberbio trabajo hecho por Guardiola. Al equipo le bastó con lo justo en cuanto a hombres y preparación para doblegar al Hamburgo (1-2) en su estreno de pretemporada. El segundo choque fue el más placentero, una sonora goleada ante un flojo Raja Casablanca (0-8) con Leo Messi ejerciendo de líder de este equipo, el que siempre fue y el que seguirá siendo.

Pero es este tercer test de pretemporada el que ofrece mejores y más valiosas lecturas; El que más sirve, teniendo en cuenta la presencia de los pesos pesados y también la embergadura del rival, un equipo que está siendo construido para intentar ser una alternativa al dominio culé en Europa. El baile al PSG en su propio campo durante la mayor parte del partido da una idea de la personalidad y el camino ya recorrido que presenta este Barça.



Como dijimos, el estilo sigue siendo idéntico. El plan no varía y sus ejes no se han modificado. La posesión, la movilidad, la presión como método para conseguir el mejor ataque y la mejor defensa... son señas de identidad tan grabadas a fuego como ADN de este grupo que sería imposible modificarlas aun queriendo. No se buscó el renombre en la elección del sucesor de Pep, precisamente porque se entendió qué era lo más importante que Pep estaba dejando como legado en el vestuario: La idea. La filosofía incuestionable e innegociable de juego y de entendimiento del fútbol como base de todo lo demás. Estando eso claro, el nombre del conductor de la plantilla importa poco. Y Tito, como ayudante de Guardiola durante toda esta etapa gloriosa, era y es quien más y mejor se ha empapado de todo eso.

El hecho de que el choque ante el PSG se complicara mínimamente con la progresiva entrada de los internacionales al campo es una mera anécdota, que se puede incluso entender como positiva desde cierto punto de vista: Hay banquillo. Si bastó con un equipo más suplente que titular pero con las ideas bien claras para superar al rival, qué no podrá hacer el equipo A durante la temporada. 

Así pues, ahora, en poco menos de dos semanas, el Barça de Tito arrancará y demostrará a todos que nunca se ha ido. La Supercopa servirá para dar un puñetazo en la mesa y decirle a la cara a la caverna madridista que sus sueños, esos en los que ven un Barcelona venido a menos, arrastrándose por los campos con tono nostáligico, añorando épocas pasadas, son una farsa. Que el equipo sigue vivo y sigue siendo el mejor... y que seguirá dominando y causando la admiración de Europa y del mundo entero, algo que Mourinho y el Madrid, con todas sus estrellas y todos sus millones gastados no han conseguido aún.




Deja tu Comentario