2015-01-17 14:01 FC Barcelona Por: Administrador

Esto es poderío. Esto es el mejor equipo de la historia



Pedro Riaño

Muy orgullosos están en Madrid porque un portugués que llegó de Manchester, Cristiano Ronaldo, ha ganado su tercer Balón de Oro, lo que significa que sigue estando por detrás de Leo Messi. Y están muy orgullosos porque Kroos y Sergio Ramos figuran junto a la vedette portuguesa en el equipo ideal de la FIFA. Y porque Ancelotti ha sido elegido segundo mejor entrenador del año y a James le han dado el Premio Puskas. Es la alegría del advenedizo que no sabe de qué van estas cosas porque no las ha catado antes.



Mientras la claca mediática de Pérez se llena la boca hablando del "mejor Madrid de la historia" y se plantea si este equipo es también el mejor de la historia del fútbol, no quieren recordar, porque no les interesa, que hace apenas cuatro años, cuando Mourinho pinchaba y cortaba en el Bernabéu. el que de verdad es el mejor equipo de la historia copó los tres finalistas del Balón de Oro -¿dónde estaba Cristiano?- con tres futbolistas formados en sus categorías inferiores: Messi, Xavi e Iniesta. Es decir, que el Balón de Oro, de Plata y de Bronce tuvo color blaugrana. Y el entrenador, Pep Guardiola, no quedaba segundo. Ganaba. Y a Messi no le seguían dos compañeros en el once ideal, sino cinco, lo que convertía al Barça en mayoría en la selección mundial del año. Eso es hegemonia. Eso es dominio. Eso es marcar un ciclo en la historia.

Los resultados del Balón de Oro de 2014, muy favorables al Real Madrid, poco o nada tienen que ver con la leyenda que dejó escrita el Barça en este galardón. Con poco se conforman. Igual que el cuarteto les sabe a gloria cuando el sextete se les pone imposible, con el Balón de Oro y ver a Kroos y Ramos en el once ideal tienen bastante. Lo del Barça en 2010 y 2011 fue otra cosa. No fue el triunfo puntual de un equipo, sino el reconocimiento a una idea, a una filosofía, a un estilo de trabajo. Es evidente que con Florentino Pérez y su concepto galáctico del fútbol, el madridismo jamás podrá sentir el orgullo que embargó a la afición barcelonista cuando tres canteranos coparon las tres plazas finalistas del Balón de Oro. No eran tres del Barça. Eran tres de la casa, nacidos en el Camp Nou. Ni Cristiano, ni Ramos, ni Kroos son de la casa. Esa es la diferencia.

 




Deja tu Comentario