2012-05-05 09:05 Real Madrid Por: Administrador

Estos son los secretos del éxito madridista



1-Consolidar un estilo de juego

El Real Madrid de José Mourinho ha madurado y mejorado el estilo de juego que ya fundamentó su primera temporada. Un estilo basado en la velocidad, el contraataque, la vertiginosidad y la pegada. La afición blanca ha celebrado más tantos que en todas las temporadas anteriores, fijando hasta la fecha el récord en 115 tantos, algo que denota el fútbol de ataque que caracteriza a este equipo.



La velocidad de hombres como Cristiano Ronaldo, Benzema, Di María o Higuaín ha sido clave. Su concepción de juego de ataque y su calidad han hecho el resto. A lo que habría que sumar el fútbol de toque de hombres como Xabi Alonso, Granero o Mesut Özil, donde se han cocinado las mejores jugadas de este plantel.

2-Sin complejos ante el rival

El equipo demostró desde la Supercopa de España que no volvería a cometer los errores del pasado. Le costó aprender la lección, pero Mourinho y los suyos comprendieron que para luchar contra el enemigo no hay que tener complejos. Dicho y hecho. El Madrid ha pasado página, ha plantado cara al Barcelona y le ha ganado la partida.



Se acabaron los experimentos, Mourinho comprendió que para ganar al Barça el Madrid no debía cambiar su estilo, sino que debía consolidarlo y así fue. En la Supercopa se pusieron las bases del triunfo, circunstancia que casi se consolida en Copa y que en el tramo final de liga ha quedado más que constatado al vencer en territorio culé con clara solvencia.

3-Cristiano, un futbolista único

La estrella lusa ha asumido esta temporada los galones necesario para llevar a su equipo a la gloria. Laborioso en defensa y comprometido en ataque, sus 44 goles en liga denotan su voracidad de cara a puerta. Su evolución ha sido espectacular. Años tras año sigue demostrando que su poderío físico no se agota, sino que todo lo contrario, engrandeciendo un nombre que acabará en la leyenda blanca.

4-La vuelta de Ramos al centro de la zaga

Al principio de temporada hubo dudas, pero Sergio Ramos ha demostrado a base de tesón y esfuerzo que su posición natural es el centro de la zaga. El regreso a su posición natural le ha hecho mejor futbolista e indispensable en el esquema blanco. El equipo ha encajado menos goles, menos de uno por encuentro, y junto con Pepe ha formado una de las mejores parejas de centrales de Europa.

5-La capitanía de Iker

El cancerbero blanco ha vuelto a demostrar u naño más su compromiso con esta entidad. Siempre ha dado la cara, en lo bueno y en lo malo, desbordando madridismo por los cuatro costados. Además de ser el mejor portero del mundo, Casillas es el líder de un grupo que ha crecido personal y futbolísticamente.

6-Un grupo unido

Pese a los que intentaron torpedear el buen rollo del vestuario inventando falsos rumores desunión, el vestuario blanco ha sabido hablar de los problemas y sobreponerse a ellos. Esta temporada ha sido una auténtica prueba de fuego para el equipo madridista, situación que han superado con nota.

7-La tranquilidad y mesura de Mourinho

El portugués se ha alejado del ambiente encrespado. Ha sabido cuando tenía que hablar y cuando dejarlo de hacer. No ha buscado protagonismo, todo lo contrario. Su silencio ha sido el camino de la tranquilidad y el sosiego que necesitaba el equipo. No ha entrado en disputas dialécticas y ha demostrado que es el mejor entrenador del mundo.

8-El Bernabéu, un bastión

El estadio blanco ha sido un auténtico fortín. Solo se han escapado a lo largo de toda la temporada cinco puntos, con una derrota y dos empates, el resto todo éxitos. Ante su público el Madrid ha conseguido 66 tantos a favor, con una media de 3,6 por encuentro, por solo 18 en contra, uno por duelo.

9-Solidez lejos de su estadio

Pero si los números han sido buenos en el Bernabéu, lejos de este han sido espléndidos. Solo ha perdido cinco puntos, con las mismas estadísticas que en su terreno de juego, una derrota y dos empates, venciendo en el estadio de todos los campeones y dando auténticas exhibiciones en estadios tan complicados como el Ramón Sánchez Pizjuán, Mestalla, Camp Nou, Reyno de Navarra y el Calderón.

10-La confianza de Florentino

Una de las grandes máximas ha estado en el presidente, en su tranquilidad y seguridad en un proyecto. Otros habría cambiado todo al no funcionar a la primera, pero el máximo representante del madridismo ha tenido paciencia y determinación, ha confiado en Mourinho y los suyos y le ha salido bien. Ha encontrado la tecla de éxito y ha forjado un proyecto que tiene su fundamentación máxima en el futuro.


Deja tu Comentario