2012-07-04 13:07 FC Barcelona Por: Administrador

Eto´o, la niña de los ojos del presidente (II)



Fiesta hasta las seis de la mañana
En Sport podía leerse: “Laporta aguantó el tipo como pudo, pero el cansancio le empezó a hacer mella a las tres de la madrugada. Antes, el dirigente barcelonista y el delantero camerunés habían brindado con champagne por el éxito de su nueva alianza. Eto’o puso punto y final a su fiesta alrededor de las seis de la mañana. Su rostro del día después tampoco reflejaba mayores secuelas de la noche. Es la ventaja de no probar ni una gota de alcohol”. ¿Leería Ronaldinho la noticia de la farra que se marcaron presidente y jugador hasta horas intempestivas?

Eliminación polémica del Mundial
Publicado por El País el 12 de octubre de 2005: “Camerún queda fuera del Mundial por un penalty fallado en el último minuto. Eto´o dijo que Wome le pidió tirarlo, y éste está indignado: “Nadie, ni Samuel, quería tirar el penalty. Todos sabíamos lo que podía ocurrir si lo fallábamos. Estaban en el campo conmigo y ellos saben lo que pasó. Por eso me duelen las mentiras de Eto´o. Yo tuve atributos y lo tiré. Volvería a hacerlo”. El problema de Eto´o no era sólo Ronaldinho. Tenía muchos frentes abiertos.

Amigo Echevarría
El 3 de noviembre de 2005, poco después de la dimisión de Alejandro Echevarría, Eto´o le dedicaba un gol anotado ante el Panathinaikos: "Primero es mi amigo; segundo, sé que lo está pasando muy mal, y tercero, quise darle una muestra de apoyo para que sepa que muchos estamos con él”, explicó Eto’o. “Muchos estamos con él”, una frase que encerraba más mensaje de lo que parecía. Unos sí y otros no.



 ”Qué passa, neng?”
El 16 de octubre de 2005 el Barça se dejó empatar a 3 en Riazor un partido que ganaba por 1-3. Eto´o fue la portada de todos los periódicos celebrando uno de los goles del Barça haciendo el gesto del Neng, personaje muy popular en esa época como integrante del equipo de colaboradores del programa de Buenafuente en Antena 3. Y Mundo Deportivo titulaba su portada con un “¿Qué pasa, neng?” El Barça no ganó en A Coruña un partido trascendental, pero Eto´o, muy concentrado y comprometido con el tema Barça, no olvidó la promesa realizada en el programa nocturno de celebrar un gol con los gestos del Neng. El horno no estaba para bollos, pero eso a Eto´o le daba igual.

Salivazo a Expósito y polémica con Clemente
El 19 de enero de 2005 el director de e-noticies.com, Xavier Rius, reclamaba un castigo para Eto´o por un gesto antideportivo ante Expósito, jugador del Athletic de Bilbao. “El Barça sí debería sancionar a Eto'o (...) El pasado viernes Samuel Eto'o visitó la escuela pública Los Conventos de Martorell (Baix Llobregat), un centro escolar con un elevado porcentaje de población inmigrante. Desgraciadamente, el detalle de  Eto'o se produjo justo dos días antes de que lanzara un escupitajo al jugador del Athletic Expósito durante el último partido de Liga. No sé si la noticia ha llegado hasta las aulas y si, a la hora del patio, se ha detectado un aumento de los salivazos, pero qué manera de dar ejemplo. Los periódicos de Barcelona han destacado más las palabras xenófobas de Clemente y han perdonado la actitud del delantero, pero, aunque la justicia deportiva no lo haya sancionado, el comportamiento de Eto'o nos debería avergonzar a todos. Pero la directiva ha preferido mirar hacia otro lado para no poner en evidencia a uno de los representantes más carismáticos de la plantilla. Los jugadores del Barça deberían dar ejemplo dentro y fuera del campo. ¿De qué sirve haber hecho felices a los alumnos de una escuela si 48 horas después tiras un escupitajo a un rival?".
Las imágenes de televisión captaron con diáfana nitidez el salivazo de Eto´o dirigido a la cara de Expósito, al que tenía apenas a medio metro de él. Pero Eto´o se negaba a admitir algo tan claro que pudo apreciar todo el mundo. Y hasta ponía en duda su propia acción. “Si le escupí, le pido disculpas”, dijo luego como dando por sentado que no estaba seguro de haberlo hecho. Clemente le respondió allí mismo: “Escupen los que bajan del árbol”. Luego, en su visita a San Mamés Eto´o tuvo que leer en una pancarta: “Eto´o, venimos a escupirte. Que seas negro nos da igual”. Haciendo amigos. Era el resultado de su política de relaciones públicas entre actos solidarios y donaciones desinteresadas y generosas. El 9 del equipo que luego sería de UNICEF se dedicaba a escupir a sus rivales mientras su club enarbolaba la bandera del buen rollo.

Vida desordenada
Leído en e-noticies.com el 17 de febrero de 2006: “Samuel Eto'o, y el resto de la delegación del FC Barcelona que estuvo en Nigeria para asistir a la entrega del Balón de Oro africana al camerunés, ha llegado a las 4 de la madrugada al aeropuerto del Prat. El azulgrana ha tenido suerte y ha podido descansar, porque el entrenamiento de hoy viernes Frank Rijkaard lo programó para las 18:00 horas en el Camp Nou. Eto'o, que estuvo casi desaparecido en Mestalla, ante el Valencia, ha tenido una semana muy apretada de actos, ya que además de viajar a África participó en una campaña del Colegio de Odontólogos destinada a los niños”.



Viajes y más viajes
Y más. Por esas mismas fechas, el 28 de febrero de 2006 podía leerse en Mundo Deportivo “Eto'o viajó ayer a Estambul, donde fue elegido 'Mejor Futbolista del momento en el Mundo' por el diario turco 'Zaman'. El camerunés asistió a la gala en la que el premio incluía una compensación económica de 60.000 euros”. O sea, un bolo bien pagado. A Eto´o se le esperaba al día siguiente, a las once de la mañana, para entrenarse en La Masía. Mundo Deportivo ampliaba detalles: “La apretada semana de 'Samu'”. “Después de volver de Nigeria y Valencia, el martes viajó a Londres para el Chelsea-Barça. Llegó a las cuatro de la madrugada del jueves a Barcelona y por la mañana fue a Palma a apoyar al equipo Fortuna Aprilia de motociclismo. El mismo jueves volvió a la Ciudad Condal para entrenar por la tarde. El viernes fue en autocar a jugar a Zaragoza, de donde regresó en la madrugada del domingo. Luego voló a Palma a animar al Mallorca ante el Madrid y ayer tomó otro avión con destino a Estambul”. Eto´o llegó tarde de Turquía, no pudo entrenarse con sus compañeros y debió hacerlo en solitario. Y no pasó nada, claro.
14 viajes en 12 días de plena competición, visitando Nigeria, Valencia, Londres, Mallorca dos veces,  Zaragoza y Estambul. Y todo ello con la bendición de su padrino Laporta, de su “hermano” Echevarría y sus “colegas” Txiki Begiristain y Rijkaard. No parecía esa la manera más profesional de comprometerse con el club que le pagaba.
Algo parecido sucedió en septiembre de 2007, Eto´o jugó el domingo 17 de septiembre en Santander. El lunes 18, jornada de descanso para la plantilla, Samuel se fue a Las Palmas a impartir un curso ante público infantil. El martes 19 se saltó el entrenamiento, tenía permiso oficial y siguió en Canarias. Y el miércoles 20, ya en Barcelona, asistía a un acto de promoción de la marca de coches que le patrocina. La temporada del Barça fue ese año un desastre, como no podía ser de otra manera.

Bolo en Israel
Después de Mourinho y Ronaldo, Eto´o aceptó la invitación para viajar a Tel Aviv y apoyar con su presencia la Fundación Peres Center for Peace que apadrinaba el viceprimer ministro israelí Shimon Peres. Tuvo que hacer de entrenador en un partido amistoso y cedió objetos para una subasta benéfica. Oficialmente, la invitación respondía a un premio por su lucha contra el racismo y sus labores humanitarias en África. Como los que mandaban no le decían nada sumidos en la autocomplacencia, él iba haciendo su vida.

Se salta entrenamientos con permiso del club
Más. El 3 de abril de 2007 podíamos enterarnos por la prensa de que Eto´o no se entrenó con sus compañeros porque debía atender un compromiso publicitario en Milán. Explicaba e-noticies.com: “Samuel Eto'o ha obtenido permiso del club para estar este martes en Milán en un acto promocional, por lo que no ha participado en el primer entrenamiento preparatorio del partido del sábado en La Romareda. Eto'o no ha entrenado porque tanto él como el club han preferido que hiciera promoción de un acto patrocinado por la marca de coches que le esponsoriza en Milán”. Y eso que Rijkaard era una “mala persona”. ¿En este tipo de preparación se basaría Eto´o para mentir a los socios asegurándoles que el Barça ganaría ese año todo lo que quedaba en juego? ¿Era esta la mejor manera de recuperar la forma física después de cinco meses de inactividad por una grave lesión? A la hora de la verdad en esa temporada no hubo ni Liga, ni Copa ni Champions League. La solidaridad con los necesitados estaba muy bien, pero tanto Eto´o como los responsables del club parecían haber olvidado con demasiada frecuencia que lo primero era prepararse a conciencia para luego rendir en el campo y devolver con títulos el dinero que el club repartía a espuertas.
Sport, su diario amigo, vendía así ese día la ausencia del camerunés: “Deco podría volver ante el Zaragoza. Ronaldinho, Eto'o, Iniesta y Edmílson, ausentes en el entrenamiento. La nota destacada de la mañana ha sido la ausencia de cuatro jugadores. A saber: Samuel Eto'o, con permiso del club para acudir a un acto publicitario; Ronaldinho y Edmílson, ambos con fiebre; e Iniesta, que se ha quedado en el gimnasio recuperándose de un golpe que recibió en el tobillo en el partido ante el Deportivo de la Coruña del pasado sábado”. Sin más.

Un detalle feo
A Xavi Bosch no le pasó por alto que “Samuel Eto'o ofreciera a la afición del Barça su flamante tercer título consecutivo de mejor jugador africano con una camiseta que no fuera la del Barça. Desde el campo no pude ver qué ponía en la inscripción de su camiseta blanca pero, al día siguiente, al ver las fotos en los periódicos me quedé a cuadros. Me parece muy bien que un jugador del Barça ame a Jesús y sea agradecido en el momento de recibir un premio. Lo que queremos de Eto'o es lo que hace, y extraordinariamente bien, que es meter goles y ganar más puntos que nadie para el Barça. Así pues, que ame a Jesús, como si otro ama a Mahoma, a Buda, a Buster Keaton o al Tio Gilito, pero la foto que tiene que dar la vuelta al mundo tiene que ser con la camiseta del Barça, que es su club y es quien le hace ser un grande entre los grandes. Es la imagen del Club que le paga y, además, Nike tiene un contrato que le cuesta muchos millones como para que un jugador de Puma, Adidas o Reebok le dé esquinazo en un momento como éste. Hay que cuidar estos detalles”. Eto´o era de Puma, no de Nike. Ahí estaba la explicación.

Racismo
Eto´o insistía siempre que podía en marcar diferencias entre blancos y negros. Dijo el 12 de mayo de 2005 en El Periódico. “Si tienes dinero te ven blanco”. En la línea del “Correré como un negro para vivir como un blanco”. Esa fue su tarjeta de presentación cuando entró en el Barça. Su fichaje obedeció a sus virtudes como futbolista y no al color de su piel. A los aficionados les daba lo mismo si era blanco o negro, si corría o no corría, siempre que su rendimiento fuera satisfactorio. No eran necesarias expresiones de corte discriminatorio para marcar diferencias entre una raza y otra.
Samuel se convirtió en un abanderado contra el racismo, pero logró granjearse muchas antipatías entre las demás aficiones por el tono explosivo y agresivo de sus declaraciones.
En su primera visita a La Romareda como azulgrana escuchó gritos racistas. Él contestó agarrando el palo del banderín de corner y saltando allí como un mono después de marcar un gol. “Si pagan para ver a un mono, hago el mono”, dijo el 12 de febrero de 2005. Era su manera de sembrar para luego recoger. En Zaragoza tomaron buena nota y se lo recordaron en su siguiente visita con más gritos racistas. Y ardió Troya. Esta vez, en lugar de interpretar el papel de mono optó por abandonar el césped. Tuvo que ser convencido por sus compañeros, rivales, técnicos y árbitros para continuar en un ambiente tenso de mensajes despectivos dirigidos contra su persona no contra el color de su piel.
Al día siguiente Eto´o reclamaba un castigo ejemplar para el Zaragoza: “La Romareda tendría que ser cerrada por un año” y reclamaba “la intervención de la justicia ordinaria”. Óscar, jugador del Zaragoza, le respondió que quizá se había excedido. También él obtuvo respuesta: “A Óscar me gustaría cogerlo y llevarlo a África a un campo en el que le trataran así”. Eto´o no quería entender que el origen de los gritos racistas podía estar en su actitud simiesca celebrando un gol un año antes. Tampoco tenía intención de reconocer que otros jugadores negros, incluso del Barça, juegan habitualmente en La Romareda sin ningún contratiempo. Era cuestión de plantearse si el problema era de racismo o de rechazo a un futbolista que caía mal por sus declaraciones y su manera de ser, en cuyo caso el color de su piel era un detalle irrelevante.
Y para redondear su tendencia a la chulería, un botón de muestra: “A más de la mitad de ese campo (en referencia a La Romareda) les gustaría estar en mi sitio, cobrar lo que yo cobro y ser tan conocidos como Samuel Eto’o”. Se lo ganaba a pulso. Al más puro estilo Cristiano Ronaldo. Y luego se extrañaba de caer mal y ser mal recibido lejos del Camp Nou.
Los niños ven la televisión y repiten lo que hacemos”, decía Eto´o refiriéndose a los gritos racistas. Lo que no debieron ver los niños es el salivazo que le dirigió a Expósito en la cara. Y Ángel Torres, presidente del Getafe, apuntó sobre el tema que “hay que dejar el color aparte de una vez por todas. Me consta que Eto'o es una buena persona, pero tiene que ser más comedido. Pedir el cierre de un campo es una provocación que creará un ambiente hostil cuando vuelva a Zaragoza. No se puede señalar así a una ciudad ni tacharla de racista, es algo muy grave. El racismo no afecta a ninguna ciudad en concreto. Ovejas negras hay en todos los sitios”. Eto´o respondía a la provocación con otra provocación. Y amenazaba con irse del campo. Ni a Figo se le ocurrió hacer algo así en su polémico retorno al Camp Nou, en donde fue abroncado… ¿por ser blanco?
Pero a él le gustaba recrearse en el tema. El 16 de noviembre de 2006 declaraba en el programa infantil “No em ratllis”: “¿Pichichi? Si no soy yo, será el negro”. Delante de los niños gustaba de hacerse el gracioso, pero luego se quedaba solo cargando el ambiente. Era como Maradona, que por un lado grababa spots contra la droga y por otro caía en sus redes. El mensaje de ambos era poco creíble.
Otro ejemplo de su espíritu de confrontación en abril de 2007: “Desearía ver a seis africanos en el Barça. Me gustaría ver el Barça, el Madrid, el Milan o el Chelsea alinear a seis africanos. Estos clubs alinean a seis o siete brasileños por lo que también podrían ser africanos”.

Defiende su honor
Samuel Eto'o entró de madrugada en directo en el programa 'TNT' de Telecinco tras ser acusado por una de las contertulianas del espacio de exigir billetes de avión en primera clase y otros supuestos privilegios para recoger un premio que se le entregaba por su vertiente solidaria. Eto´o desmintió dicho extremo, incluso cuando Karmele Marchante alegó que tenía un 'e-mail' guardado en su móvil para probarlo. Sobre la 1.20 de la madrugada Eto'o salió al paso de otra acusación según la cual no donaba a caridad tanto como hacía ver. Estaba en todos los fregados y a cualquier hora.

Se borra de un partido
El 13 de mayo de 2006 podía leerse en Sport. “Eto´o se borra del viaje a Sevilla” (previo a la final de la Champions en París). “Se lo he pedido al míster para estar más fresco de cara al miércoles”. Y Rijkaard, tan feliz de que el camerunés tuviera semejante ocurrencia y decidiera por él acerca de su alineación. Seguía Sport: “Aprovechando que no viaja a Sevilla, Samuel tiene previsto asistir este fin de semana al Gran Premio de España de Formula 1”. “Llevaré a mi hijo a Montmeló porque tiene muchas ganas de ver a Fernando Alonso”. Pudiendo ir con su hijo a ver la Fórmula 1 hubiera sido de tontos viajar con el equipo a Sevilla. Menuda bobada. Y, evidentemente, aseguró que, además de ver la carrera, también iba a “descansar”. Ese día le apetecía más presentar a su hijo a Fernando Alonso que afrontar el tostón de tener que jugar con el Barça en Sevilla. Estaba en su derecho, especialmente si su jefe se lo consentía y su padrino no se enteraba o no quería enterarse. Quizá porque con su padrino se encontraría Montmeló.

Una semana más de vacaciones en 2006
Explicaba Mundo Deportivo el 20 de julio de 2006, con la temporada finalizada: “Eto´o asegura que pidió a Frank Rijkaard poder disponer de una semana más de vacaciones de las que le tocaban por su condicion de no mundialista el pasado 20 de junio, tras el partido Athletic-Barça”.
El camerunés expuso que debido a su trabajo de comentarista de la cadena Televisa se vería obligado a seguir un horario atípico debido al desfase con respecto a México, de ahí que no gozaría de los días necesarios de descanso reparador y Rijkaard aceptó el argumento”. Claro, consciente Rijkaard de que Eto´o necesitaba el pluriempleo de Televisa para subsistir, ya que al parecer el Barça no le pagaba lo suficiente, no tuvo más remedio que acceder, no fuera a ser que el jugador montara en cólera o llegara cansado de sus vacaciones.
Mientras que para Sport, su diario amigo, el detalle carecía de importancia, Mundo Deportivo destacaba el 15 de julio de 2006 que “Eto'o se toma una semana más de vacaciones”. “Pidió permiso a Rijkaard por estar "cansado" tras su Mundial como analista y tendrá más fiesta que nadie (…) Samuel Eto'o pidió permiso a Frank Rijkaard para poder alargar su período de reposo y el técnico azulgrana accedió, sin que haya trascendido exactamente el porqué de tan generosa decisión (…) Pese a no haber participado en la Copa del Mundo Eto'o acabará gozando de más días de fiesta que nadie –57 en total–, por lo que a la vuelta estará en deuda con el propio Rijkaard y, sobre todo, con sus compañeros”.
Necesita desconectar” afirmaba su representante. 50 días no eran suficientes y precisaba de siete más.  Seguía Mundo Deportivo: “Las vacaciones de Eto'o han sido, pues, hiperactivas, pero porque él así lo ha querido. Su presencia en actos solidario-humanitarios ha tenido una resonancia mediática del todo predecible y el hecho de que haya estado un mes en el Mundial –debutó con Televisa el 9 de junio y se despidió el 9 de julio– en ningún caso fue obligado sino voluntario. Que su familia, que aumentará en breve con el nacimiento de su tercer hijo, acusara su larga ausencia también era previsible, aunque lo que debería primar es su condición de futbolista que se debe al Barça”

Y así resumía Mundo Deportivo su calendario estival: “23.05: Visita a Israel para recoger un premio de la Fundación Simon Peres por la Paz y visita de Jerusalén

 
27.05: Desplazamiento a París para comentar el amistoso Francia-México para la cadena mexicana Televisa

  28.05: 'Escapada' a Mónaco para presenciar el Gran Premio de F-1 invitado por Ferrari

  29.05: Viaje a Berlín con motivo de un acto patrocinado por Puma

  29.05 a 02.06: Visita a Camerún con Laporta (estuvo en Yaoundé, Kribi y Douala para poner la primera piedra de su Escuela de Fútbol y asistir a homenajes y recepciones)

  03.06: Participación en Wavre (Bélgica) en un partido de homenaje

  09.06: Debut como comentarista del Mundial

  20.06: Desplazamiento a Palma por asuntos personales

  26.06: 'Escapada' a Mallorca para visitar su Campus en Santa Margalida

  29.06. Y 06.0: Sendas 'escapadas' a su Campus de tecnificación de fútbol en Clariana de Cardener (Lleida)

  09.07: Fin del Mundial y de la labor de comentarista de Samuel Eto'o

  Vacaciones en Miami”.

  Visto así, habrá que convenir que realmente merecía más vacaciones. ¡Qué estrés! ¡Y todo subvencionado por el FC Barcelona!

MAÑANA, PRÓXIMO CAPÍTULO

Eto´o, la niña de los ojos del presidente (III)

 Agravios comparativos / “Lo que tenía que hacer era descansar” / El permiso era de Laporta / Su papel en las elecciones / Se va del campo / “No le demos más vueltas” / “Daría un brazo por mi equipo” / “En castellano” / Balón de oro / La lesión

VER CAPÍTULOS ANTERIORES

 


Deja tu Comentario