2016-05-30 18:05 Real Madrid Por: Administrador

Un ex del Barça llama "gilipollas" a Pepe



Fede Peris Pepe, el central del Real Madrid, uno de sus buques insignias, saltó al estrellato mediático hace unos años gracias al intento de descuartizamiento sobre el jugador del Getafe Casquero con una agresión a patadas, puñetazos y pisotones que quedaron grabadas en unas imágenes que dieron la vuelta al mundo y horrorizaron a los aficionados al fútbol de los cinco continentes, heridos en su sensibilidad como deportistas. Desde entonces quien más quien menos mira con lupa sus actuaciones. Y en la final de Milán, fiel a su estilo, dio un auténtico recital de falta de profesionalidad, compañerismo, deportividad y educación. En la final de Milán se vio a Pepe en estado puro. El Pepé cuentista, el Pepe pegón, el Pepe con mala idea. Su actuación no ha pasado desapercibida para nadie y fuera de nuestras fronteras se horrorizan ante las pautas de comportamiento de este futbolista del Real Madrid. Gary Lineker, el ex jugador del FC Barcelona convertido ahora en líder de opinión en la televisión británica y famoso por la coherencia de sus argumentos, le llamó ayer "gilipollas". No encontró otro termino para definirle mejor después de verle simulando casi la muerte cuando Filipe Luis le rozó la cara con la mano. La suya fue una actuación patética que repitió en otros lances del partido, como ya es habitual en él. Eso y las continuas protestas de todo cuanto pasaba en el terreno de juego... por si acaso, marcan habitualmente su conducta en todos los partidos. Hasta el árbitro, Mark Clattemburg, se vio obligado a sacarle la lengua horrorizado por su teatro del malo. “Pepe is such a dick”. Así lo ha resumido Lineker en twitter. "Pepe es un gilipollas", traducido al castellano.

Comedia y feas entradas

También en Italia quedaron asombrados ante tanto derroche de antideportividad protagonizado por Pepe. La Gazzetta dello Sport, a falta de otras virtudes en el fútbol pobre que se vio en la final, se entretuvo con Pepe: “La falta que causó el penalti es de novato, se dejó cargar por Torres, allí atrás es el más impreciso”. Y sobre su actitud en el campo añade: “Qué triste. Nos regaló las enésimas 'sceneggiate' (comedias populares napolitanas) y además la feísima falta sobre Gabi durante la prórroga”. La entrada sobre Gabi fue de juzgado de guardia. Con evidente mala intención y ganas de hacer daño. Pero Pepe tiene bula arbitral. Bula y el cinismo que hace falta para luego presumir de que no le sacan tarjetas. A lo mejor es que no se atreven. Pepe es un peligro público, aunque la Caverna se encargue de taparle y de mantener viva una de las grandes mentiras del fútbol mundial.  

Deja tu Comentario