2017-03-22 10:03 FC Barcelona Por: Administrador

Fallece Agustí Montal: el presidente que trajo a Cruyff al Barça



Pedro Riaño El ex presidente del FC Barcelona Agustí Montal i Costa ha fallecido a los 82 años, víctima de una cruel enfermedad. Hijo de otro presidente del club, Agustí Montal i Galobart, fue el presidente que trajo a Johan Cruyff al Barça en 1973. Agustí Montal presidió el FC Barcelona de 1969 a 1977. Sólo ganó una Liga, una Liga muy especial en el recuerdo del Barcelona, la del 0-5 en el Bernabéu en el primer año de Johan Cruyff en el equipo azulgrana.  Montal accedió a la presidencia sucediendo a Narcís de Carreras en unas polémicas elecciones en las que se enfrentó a Pere Baret y que ganó por apenas 14 votos de diferencia. En 1973, con el fichaje de Johan Cruyff en el bolsillo, el número uno mundial en su momento, se presentó a la reelección y ganó a Lluis Casacuberta. Bajo su mandato se construyó el Palau Blaugrana y la Pista de Gel.

Enfrentamientos con Franco y el centralismo de la época

En una época difícil para el club y en vida todavía Franco, Montal defendió el significado del lema "más que un club" y bajo su presidencia empezaron a aparecer banderas catalanas en la grada del Camp Nou. También bajo su mandato el club ofreció al dictador Franco la insignia de oro y brillantes de la entidad, por imperativo legal, que a día de hoy ni Laporta, ni Rosell y Bartomeu se han atrevido a reclamar. Montal devolvió al Barça su denominación de "Fútbol Club" en lugar de "Club de Fútbol" y su mandato estuvo presidido por su guerra frontal al centralismo imperante en todos los organismos deportivos. Con él el club recuperó el idioma catalán como lengua oficial de la entidad. Un informe suyo sobre los oriundos, cuando la Delegación Nacional de Deportes rechazó la inscripción de los jugadores Heredia y Cos, en el que se demostraba que medio centenar de futbolistas jugaban en España como españoles sin tener esa condición, obligó a la Federación a abrir las puertas a los futbolistas extranjeros. Una medida que benefició al FC Barcelona, que ya tenía atado a Johan Cruyff, el mejor jugador del mundo. Durante todo su mandato, y aunque Franco todavía estaba vivo, fue un gran defensor del catalanismo y firme opositor al centralismo futbolístico que ejercían la Federación y la Delegación de Deportes. Gracias a su impulso, el FC Barcelona fue recuperando todos sus símbolos, empezando por el propio nombre de la entidad. Introdujo la lengua catalana en el boletín del club, en el carné de socio, en la megafonía del estadio y en otros ámbitos, a pesar de las numerosas dificultades. También bajo su mandato se vivió el escándalo de Guruceta. Descanse en paz Agustí Montal i Costa.

Deja tu Comentario