2012-01-28 23:01 FC Barcelona Por: Administrador

Favorecen al Madrid y perjudican al Barça



Tarjeta amarilla, el mismo castigo que se llevó Gonzalo por abortar un avance de Tello en las postrimerías del partido. Le agarró por la camiseta, le zarandeó y no paró hasta dar con el delantero blaugrana en el suelo. Era una jugada de evidente peligro que el árbitro juzgó con tarjeta amarilla, el mismo castigo que se llevó Thiago por pedirle que añadiera el tiempo que perdían los jugadores del Villarreal, la misma sanción que se llevó Alves por protestar.

Las protestas del Barça tienen castigo. Las protestas del Real Madrid tienen premio. Mourinho llamó "sinvergüenza" al árbitro del último clásico. Y se lo dijo a la cara. No se ha dado por enterado. Consignar eso en el acta podría suponerle un perjuicio al Real Madrid y eso es lo que hay que evitar por todos los medios. Por eso el árbitro del clásico tampoco se atrevió a consignar en el acta lo que le dijo Casillas, ni las protestas constantes y los gestos que le hicieron en sus narices Pepe y Sergio Ramos en el Camp Nou. Es la ley del fútbol español, la ley del Real Madrid. Hay que estar muy fino para sobreponerse a este auténtico acoso arbitral que se está produciendo contra el Barcelona. En las tres últimas temporadas el Barcelona se salía y ni siquiera las decisiones arbitrales podían frenarle. Este año, los evidentes bajones de rendimiento del equipo blaugrana han sido aprovechados por la clase arbitral para darle la puntilla. De esta manera, devolviendo la Liga a la capital de España los medios madrileños podrán multiplicar sus ventas  y podrán comercializar docenas de regalos con el escudo del campeón. Hay mucho dinero en juego y a nadie debe extrañar que en Madrid hayan dicho basta y les haya entrado la prisa porque "ahora nos toca a nosotros".




Deja tu Comentario