2017-04-24 12:04 Especial Clásico Por: Administrador

El feo gesto de Messi que quedará impune



Carlos Muñiz Leo Messi no estuvo afortunado cuando sacó a relucir su orgullo y soberbia de manera chulesca quitándose la camiseta de manera ventajista tras la consecución del gol de la victoria del FC Barcelona en el clásico en el último minuto. La extendió y la enseñó al público del Bernabéu en un claro deseo de provocar. No es la primera vez que Leo Messi ya provoca al público del Bernabéu. Sucedió en uno de los clásicos de alta tensión disputados en 2011. Messi no llegó a un balón y cuando veía que iba a salir fuera de banda, lanzó un chupinazo tremendo contra el público que impactó sobre el rostro de un aficionado madridista que se encontraba a apenas diez metros del "peligroso" jugador argentino. Ayer volvió a hacerlo. Esta vez intentando provocar un altercado con una muestra de chulería e inmadurez de quien no sabe asumir el peso de la fama que no pasó a mayores porque el público del Bernabéu es mayor de edad, sabe cuándo está ante una vedette soberbia y entiende que no merece la pena ponerse a su nivel. Mucho molestó en Barcelona que Raúl silenciara al Camp Nou colocando su dedo índice sobre sus labios. Lo de ayer de Leo Messi convierte el gesto de Raúl en un juego de niños. Fue una provocación en toda regla que no tendrá sanción. A todos les ha dado por pasar por alto este gesto que define a Messi como persona y le deja retratado.

Deja tu Comentario