2015-11-21 20:11 Real Madrid Por: Administrador

Fernández Borbalán, el amigo que necesitaba el Barcelona



El Clásico solo tuvo un color, el azulgrana, pero lo cierto es que el árbitro Fernández Borbalán no hizo otra cosa que ayudar a que el Madrid fuera incapaz de remontar. El colegiado, influenciado por todas las falsas acusaciones que han ido saliendo por los medios durante las últimas semanas, ha tenido claro desde el principio que no podía equivocarse a favor del Madrid si no quería ser el blanco de las acusaciones más graves y de la nevera de la RFEF. Ante esto, Fernández Borbalán ha dejado que Neymar anotase el 2-0 en un evidente fuera de juego, a pesar de que el línier estaba en perfecta posición para ver que era una posición ilegal. Además de esta jugada, el mismo línier también ha anulado un par de jugadas del Real Madrid cuando los blancos se quedaban solos ante Claudio Bravo, imposibilitando que el Madrid pudiera acercarse en el marcador. La última evidencia del poco interés de Fernández Borbalán en que el Madrid tuvier alguna oportunidad durante el partido ha sido un penalti flagrante por unas claras manos de Gerard Piqué a centro de Bale. El árbitro ha cerrado los ojos y se ha lavado las manos ante las protestas del galés. Si bien la derrota ha sido merecida, no hay que dejar de decir que el estamento arbitral sigue en su persecución al Madrid.

Deja tu Comentario