2011-11-22 22:11 Real Madrid Por: Administrador

Festín europeo del Madrid (6-2)



Da igual que cambies a Arbeloa por Lass, a Pepe por Varane o a Cristiano Ronaldo por Callejón. El Real Madrid ha dado buena muestra ante el Dinamo de Zagreb tener un gran fondo de armario y una gran polivalencia táctica, algo que permite a José Mourinho poder cambiar de sistema y de  jugadores a su antojo.

Con una alineación muy diferente a la que acostumbra – 4 de los 5 de los fichajes del último verano fueron titulares – el Madrid apenas necesitó dos minutos para adelantarse en el marcador. Una buena combinación entre Benzema y Özil servía al francés para inaugurar el marcador. Aquello sólo era el inicio de lo que esperaba al Dinamo...



 

Jugando a placer y con una inexistente resitencia croata, Callejón el partido en el minuto 8. Ahí no quedó la cosa. Higuaín también marcó su gol en el minuto 9 y Özil el suyo en el minuto. Ni media hora de partido y el resultado era escandaloso. Difícil destacar a un solo jugador blanco en ese periodo. Xabi Alonso llevaba el tiempo del partido, Sahin participaba en el juego demostrando todo el potencial que tiene, Callejón  demostraba su verticalidad, Özil recuperaba la magia que últimamente había perdido, Benzema e Higuaín demostraban que pueden jugar muchos y que se entienden a la perfección... Con 4-0 en el marcador, el Madrid bajó el ritmo consicente del resultado, aunque dispuso de un buen número de ocasiones para seguir aumentando su cuenta anotadora.

Tras la reanudación, Mourinho movió el banquillo y dio entrada a los inhabituales Albiol, Granero y Altintop dando descanso a Ramos, Alonso y Özil. La segunda unidad blanca tampoco defraudó y Callejón lograba el segundo de su cuenta particular en el minuto 49 tras una asistencia al más puro estilo Hierro. Regates, caños, tacones.. El Madrid se exhibía jugando a medio nivel y Benzema e Higuaín demostraban tener una gran química para anotar el sexto de la noche.  De ahí hasta el final poco más. El Dinamo lograba el gol del honor en el minuto 81 para y en el 90  llegaban incluso a marcar el segundo por un despiste de la defensa blanca. Al menos los hinchas coratas, que no dejaron de animar durante todo el partido, pudieron ver a su equipo marcar los dos primeros goles en esta edición de la Champions, normal que lo celebraran como si fuesen una final....



 

 

 


Deja tu Comentario