2013-09-20 16:09 FC Barcelona Por: Administrador

"Fichar a Cruyff fue un error garrafal"



Jorge Vergara propietario del club mexicano Chivas, que el pasado año decidió contratar a Johan Cruyff como asesor deportivo, lamenta ahora su error de confiar en el ex tércnico holandés la planificación deportiva de su club y se siente engañado. "La decisión de contratar a Joahn Cruyff por más bien intencionada y más dineral que costó, fue una equivocación garrafal", ha dicho Vergara en un programa de Radiorama de Guadalajara.

Vergara se refiere al periodo de seis meses en el que Johan Cruyff ejerció de asesor deportivo del Chivas en 2012. su aportación fue cambiar el césped artificial por otro natural y "vender" a su amigo John Van´t Schip para el banquillo del equipo local asegurando que estaban ante un nuevo Guardiola. Y picaron. Y no tardaron en comprender que habían sido engañados y que de Van´t Schip a Guardiola hay un trecho grande, muy grande. El presidente del Chivas admite que se equivocó permitiendo que Cruyff decidiera la composición del cuerpo técnico -lo que siempre quiere hacer en el Barça- y que muy pronto se dio cuenta de que "había contratado a gente equivocada. Me vendieron a Van't Schip como el siguiente Pep Guardiola y la verdad es que la 'P' la tenía de otra cosa, no de Guardiola y nada tenía que ver. No era la gente capaz ni correcta para el equipo, destruyeron el vestuario. Me di cuenta de que estaban haciendo mal las cosas, que estaban contratando a gente equivocada, planeando mal, destruyendo lo que ya habíamos trabajado." Y reconoce que "Van´t Schip demostró mucha pasión y mucha emoción, pero también mucha falta de experiencia; tenía muy buenas intenciones pero se lo comieron los holandeses y la gente que estaba con ellos. Se lo comieron a pedacitos, se lo desayunaron, por eso trajeron a gente como Adrián Cortés, que la verdad no tenía ni cartel ni experiencia y no dio resultados. Cambiar al 'Cherokee' Pérez por Omar Arellano fue un error y lo permití", dijo. Cosas del método Johan Cruyff Solutions.



Tampoco le quieren ver en México

De Johan Cruyff se sabe que lo suyo, más que unir, es dividir. Dividió en el Ajax y dividió en el Barça. En México no ha dividido. Están todos de acuerdo en que su paso por allí fue nefasto. Y él, acostumbrado a las riñas y peleas con el prójimo, también la ha tomado con los mexicanos. Como siempre, él está en posesión de la verdad absoluta y los demás no tienen ni idea. Seguramente por esa soberbia y prepotencia los mexicanos acabaron hartos de él.

Después de ser despedido, y refiriéndose a situaciones que suceden en México, dijo: “Lo veo lamentable, los mexicanos casi prohibieron a Dos Santos  jugar un partido de descenso y no descenso, yo creo que ese tipo de gente (los directivos de la Selección Mexicana), no deberían de estar donde están”. A Johan Cruyff parece que también le gustaría decidir quién puede y quién no puede ser directivo de la federación mexicana. Y también ha habido respuesta del ex gurú del barcelonismo para el club que le dio de comer durante seis meses, el Chivas: “A nosotros nos da una  pena máxima  la gente de Chivas, porque tienen una base donde podrías hacer creo muchas cosas bonitas". El problema es que para aprovechar la base hubiera que llenar la nómina de técnicos del club con sus amigos. Seguramente porque los mexicanos no saben más.



"No es problema de ayer, en México como sabemos hay dos temporadas en una (Torneo Apertura y Clausura), y en las últimas 22 temporadas creo que han ganado una sola vez,  que son 11 años, entonces no puedes de hablar de una historia, sólo puedes decir que la gente que dirige el club no está dirigiendo bien, entonces da pena", ha dicho Johan Cruyff. “Llevar un equipo de futbol es una especialidad, el dinero no lo arregla, se necesita conocimiento. Hay cosas que había que cambiar, pero si no se quiere cambiar entonces se tiene que marchar”, ha añadido Johan Cruyff. Un discurso que suena y ha sonado mucho en el Barça. Si las cosas salen bien es porque le hacen caso. Si los resultados se tuercen es porque no han querido hacer lo que él propuso. Sucede que después de la experiencia del Chivas ya nadie se presenta voluntario a ser engañado de nuevo. Y hasta en el Barça le piden que deje de enredar.


Deja tu Comentario