2016-01-08 17:01 FC Barcelona Por: Administrador

Fiesta en Madrid: Neymar, imputado; Suárez, castigado; Piqué, investigado



El Real Madrid va dando bandazos y navegando a la deriva. Cambiando de entrenador, perdiendo la Copa en los despachos y alejado de la cabeza de la Liga con innumerables problemas internos. Pero la capital de España  es una fiesta. La operación de acoso y derribo contra el Barça para derribarle del pedestal en el que vive instalado empieza a dar sus frutos. Lo que no consiguen en el terreno de juego puede ser posible a través de los despachos. Hoy es un día de fiesta en la capital de España, con Neymar imputado por la Audiencia Nacional por supuestos delitos de estafa y corrupción. Luis Suárez, castigado con dos partidos por llamar "desecho" a un rival, aunque al rival le caiga sólo uno por cagarse en "su puta madre" a un metro del árbitro. Y Gerard Piqué, expedientado y estudiado por la Comisión Antiviolencia, que considera que sus bromas incitan a la violencia. Jornada redonda. Los diferentes organismo con mano en estas cosas del fútbol, y residentes en Madrid, han puesto su granito de arena para generar desestabilización en el FC Barcelona. Más ya no pueden hacer. Ahora sólo resta que Zidane y sus chicos rematen la faena sobre el terreno de juego para que, una vez perdida la Copa por la desorganización que impera en la estructura del club, remonten en una Liga que el Cholo Simeone ya calificó de "peligrosamente preparada para que la gane el Real Madrid". ¿Y en qué se basaba Simeone para llegar a esa conclusión? En algo tan simple como que no puede ser que en los últimos siete años el Real Madrid gane sólo una Liga. Y todo parece encaminado en esa dirección. Neymar, Suárez, Piqué... y todavìa falta Messi. Algo deben tener preparado desde Hacienda para que se le caiga el pelo al argentino. Todo "peligrosamente preparado" para que vuelva a establecerse el orden en el fútbol español después de tantos años de penurias y miserias.

Deja tu Comentario