2015-07-06 23:07 Real Madrid Por: Administrador

Fin al culebrón Casillas: Se va al Oporto



Sergio Marco

Hace ya unos meses que Julen Lopetegui contactó con Iker Casillas para mostrarle su interés en incorporarle a la plantilla del Oporto que él dirige. Casillas aceptó el trato con interés, pero recordándole que había que llegar a un acuerdo con el Real Madrid, dado que tiene contrato en vigor por dos años más. También le adelantó que, en caso de cerrarse la operación, nunca se haría perdiendo él dinero. Es decir, quería ganar en el Oporto lo mismo que estaba percibiendo en el Real Madrid.



Ese ha sido el principal escollo para que la operación cristalizara. En Oporto no está en condiciones de pagarle los 6 millones anuales netos que percibe en el Real Madrid. Por eso, la buena predisposición del club blanco, accediendo a conceder la carta de libertad al portero, ha facilitado mucho las cosas. Pero aún hay más. El Oporto puede pagarle cuatro millones netos al año. ¿Y el resto hasta llegar a seis? La diferencia, cuatro millones por los dos próximos años, la abonará el Real Madrid tal y como se comprometió a hacer con el portero, que al término de la temporada fue informado de que si encontraba una buena oferta, el Real Madrid se haría cargo de la diferencia que separara su nuevo contrato con el que tenía firmado con el club blanco. En el Bernabéu Casillas habría percibido 12 millones netos en los próximos dos años. El Oporto le ofrece 8 y los cuatro que faltan los pondrá el Real Madrid en concepto de finiquito.

No era esta la salida que espera Casillas, que soñaba con salir del club como salió su amigo Xavi del Barcelona: recibiendo la carta de libertad y cobrando íntegro el montante total de lo que tenía firmado. Pero, tal y como está su situación en el club, la solución acordada parece ser del agrado de las tres partes.

 




Deja tu Comentario