2011-12-12 11:12 Real Madrid Por: Administrador

Florentino bajó al vestuario tras el ‘Clásico’



Florentino Pérez, caballero y señor como ningún otro, demostró estar a la altura, como de costumbre, el pasado sábado tras la derrota de su equipo frente al Barça. La primera acción del presidente merengue nada más sonar el pitido final del encuentro fue dar su enhorabuena al presidente rival, Sandro Rosell y bajar al vestuario merengue para dar ánimos a la plantilla.

El máximo representante del Real Madrid fue claro con sus jugadores, según recoge el diario Marca: “Hay que seguir peleando y luchando. Hay que levantarse. Hay que recuperar pronto el ánimo porque queda mucha Liga y la podemos ganar. Hay que volver a recuperar las fuerzas porque el equipo está bien”, recalcó Florentino en su discurso.



El presidente merengue está convencido de que este grupo de jugadores es capaz de llevar a lo más alto al Real Madrid, por lo que no le cabe ninguna duda de que José Mourinho sabrá levantar el ánimo de cada uno de ellos para hacer de este grupo un plantel ganador.

Florentino también quiso charlar un momento con el entrenador blanco. La confianza en el proyecto y las maneras del luso son máximas. Está claro que él es el encargado de llevar a este equipo a la gloria, por lo que sus métodos nunca estarán puestos en tela de juicio.

Las palabras del presidente fueron alentadoras para los jugadores y el cuerpo técnico, que abandonaron el estadio con la cabeza bien alta y pensando que ellos son los encargados de devolver al madridismo la ilusión que estos pudieron perder tras la derrota.



Esta situación choca frontalmente con el discurso prepotente y vergonzante de Sandro Rosell, que una vez más demostró su forofísmo y estar siempre fuera del lugar al señalar que el Barcelona dio “un baño” al conjunto madridista, actitud opuesta al discurso que debe de utilizar un presidente lo mínimamente correcto.


Deja tu Comentario