2012-04-12 17:04 Real Madrid Por: Administrador

Florentino mostró su lado más oculto en el Calderón



El derbi madrileño había creado cierta tensión. Era un encuentro vital para confirmar a los blancos como el principal candidato a alzarse con el título liguero a final de temporada. Los futbolistas, cuerpo técnico y directivos sabían lo que estaba en juego, y los primeros no fallaron. Victoria rotunda. 1-4 y a pensar en el siguiente.

Florentino Pérez era el gesto de la alegría, del triunfo vital. El presidente blanco tenía claro que tenía que agradecer ese esfuerzo al equipo y pedirle la misma entrega en lo que resta de campeonato. Los jugadores han recogido el testigo y han dejado claro al máximo dirigente madridista que darán todo de sí mismo para conseguir el título de Liga y luchar por la Champions.



Una vez en el vestuario blanco, y con la plantilla de fondo, los gritos de la afición madridista retumbaban en el Vicente Calderón. Florentino no se lo pensó dos veces y saltó al césped, había que agradecer el apoyo mostrado durante el encuentro a los allí presentes. Una escena única.


Deja tu Comentario