2013-06-07 21:06 FC Barcelona Por: Administrador

Florentino moviliza a sus periodistas para desestabilizar



Joan Tubau

"Lío a la vista en el Barcelona: Neymar gana más que Messi" dice As en su portada. "Revolución en el vestuario del Barça por el salario de Neymar", sostiene Punto Pelota por boca de su director, Josep Pedrerol. Ni una palabra del jaleo que ha montado Arbeloa en el vestuario blanco, ni de la ineptitud que muestra el presidente Pérez para fichar a un entrenador, ni del ridículo realizado con Neymar ni del fracaso que se ve venir con Bale ni del papel de marioneta de Zidane, que tan pronto es el ayudante del entrenador como el jefe absoluto del club. Lo que le digan. Todo eso, sumado al fracaso rotundo de la temporada recién finalizada sin títulos, obliga a Pérez a mover a sus peones para que distraigan al personal con historietas que, además, pueden generar desestabilización en el rival.



Y para eso siempre hay voluntarios útiles dispuestos a caer en la trampa y entrar en el juego maligno del presidente blanco. Ahora se trata de meter maraña en el vestuario del FC Barcelona. Si no podemos con él en el campo, intentemos ganarle en la batalla mediática.

Y todo basándose en supuestos: "puede suponer", dice As.  Se lanzan al acoso y derribo gratuito. Algo conseguiremos. Sostiene As: "La llegada de Neymar al Camp Nou ha desequilibrado el vestuario azulgrana". Aún no ha llegado y ya hay lío en el vestuario. Y sigue: "Su presencia mediática es desproporcional a su aportación sobre el campo y el agravio comparativo es alarmante". Es decir, que ya valoran la aportación de Neymar sobre el campo sin haberse producido todavía. Sin saber si es mucha o poca. No hace falta esperar para dictar sentencia. Queda claro que la rabia que produce no tener a Neymar vestido de blanco les obliga a sacar bilis dando por supuestos problemas que no se han producido y pintando al chico como un demonio tan malo como blanco e inmaculado sería si en las mismas circunstancias hubiera fichado por el Real Madrid. El problema que tienen es que el Barcelona pagó 57 millones por un futbolista que a Florentino le costaba 150. Eso pica mucho.

Quien firma el alegato, Joaquín Maroto, es un ex empleado del Real Madrid, es decir que ha estado en nómina del club blanco y comiendo de él, se lanza a la piscina muy preocupado por Xavi, Iniesta y Cesc. Le preocupan mucho: "¿Qué oposición en la jerarquía ocuparán ahora Xavi, Iniesta o Cesc, del que se habla en Inglaterra que podría volver a la Premier? Y, ¿por qué ha decidido el club romper el tope salarial marcado por Messi en primera instancia, seguido por los de Xavi e Iniesta? Neymar, de 21 años, cobrará  más que ellos y es algo que podría provocar un cataclismo en un equipo que, en otras épocas, cuidaba con más cariño el orden jerárquico de la plantilla". ¿Se habrá preguntado Joaquín Maroto por qué Kaká cobra más que Casillas y Sergio Ramos y lo mismo que Cristiano Ronaldo? Seguramente no. Sólo hay que preocuparse por los líos del Barça y su "orden jerárquico".



Y es aquí cuando As mete cizaña: "Seguramente en el Barcelona se dirá que no es así, que Neymar cobra unos 7 millones de euros netos al año más premios, por tanto por debajo de los 13 netos de Messi y los 10 de los dos centrocampistas. Pero nadie se cree que los 40 millones que va a cobrar el padre del futbolista brasileño no sean parte del salario del jugador. Diez los ha cobrado ya y 30 serán pagados en cinco años, los mismos de la duración del contrato del futbolista". ¿En qué fuente habrá bebido para asegurarlo? ¿Qué sabrá él? ¿Y qué sabrá él de lo que le preocupa a Messi, Xavi e Iniesta? Es evidente que, como buen ex empleado de la Casa Blanca, maneja datos de Florentino Pérez, que no coinciden con los del Barcelona, los reales. Lo otro es pura intoxicación.     

Y añade: "se cuestiona desde varios lugares, y no solo el Bernabéu, que el coste de Neymar haya sido solamente de 57 millones como afirmó el vicepresidente azulgrana, Josep María Bartomeu, el pasado lunes en la presentación de la estrella brasileña. Hay quien dice que en realidad fueron 57 millones más los diez que se pagaron con antelación. Y que el año que viene hubiera costado 40 millones, la cantidad que recibirá de todos modos su padre, en realidad, un sueldo encubierto del futbolista brasileño". Lo que no que no dice el de la exclusiva es en qué lugares se cuestiona, al margen del Bernabéu,  quién es el que cuestiona las cifras del Barça y qué pruebas aporta para creerle. Pero todo ha salido "de varios lugares" y eso debe ser argumento suficiente para creer esa versión y prescindir de la oficial. Lo oficial en Madrid sólo tiene valor cuando sale de boca del presidente Pérez.

El tal Maroto anda muy preocupado porque "nadie en la historia del Barcelona ha cobrado tanto a esa edad tan temprana como lo va a hacer el internacional brasileño: ni Messi, ni tampoco ninguna otra de las estrellas azulgranas. El argentino renovó su contrato hace cuatro meses (la sexta vez en los últimos años) pero el Barcelona tiene muy difícil justificar que Neymar cobre más que él. De ahí que Sandro Rosell tenga una patata caliente en sus manos. Una cosa es, como ha dicho hasta el propio brasileño, llegar al club sabiendo que el "líder es Messi" y consciente que se trata o bien de una alternativa o bien de un acompañante de La Pulga en el ataque, y otra muy distinta es compensarle económicamente más que al argentino". Todo muy opinable y fácilmente rebatible menos el último punto, que responde a una falsedad absoluta con ganas de hacer daño.  Messi seguirá siendo el jugador mejor pagado de la plantilla. Y aunque no fuera así, no es problema del diario As.

Les preocupan mucho los chicos de la selección: "no es una cuestión de dinero, sino de orden en el vestuario y de cariño en todos los sentidos. Al presidente azulgrana le toca ahora mostrar hacia los pesos pesados (incluyendo posibles renovaciones de nuevo) el mismo aprecio que ha demostrado hacia Neymar. Se trata de ver cómo empieza su aventura en el Camp Nou". Será que Xavi, a sus 34 años, renovando por tres años por una cifra astronómica, tendrá motivos para quejarse ni de Neymar ni de nadie. Pero ese es el objetivo, chinchar, a ver si alguien pica,

Punto Pelota:  "Revolución en el vestuario del Barça por el salario de Neymar"

Pero As no está solo en su cruzada. Un colaborador suyo, Josep Pedrerol, se ha propuesto liderar el movimiento crítico contra Neymar y el Barça. Nada sorprendente, dicho sea de paso. Según Pedrerol, el de las exclusivas, "al vestuario azulgrana ha llegado que el brasileño podría ganar 17 millones de euros netos. Messi está cobrando 12.800.000 euros. Hay jugadores que no aceptarían una diferencia tan importante".

Es decir, no lo afirma nadie. "Ha llegado al vestuario". Y lo que ha llegado es que podría ganar 17 millones netos. "Podría". En condicional. A lo mejor sí, a lo mejor no. Pero ante la duda, lo soltamos. Y más condicional: "hay jugadores que no aceptarían una diferencia tan importante". A lo mejor sí, a lo mejor no. Son ganas de meter cizaña y de generar problemas donde no los hay, en un vestuario en donde quien más quien menos recibe una generosa retribución. Y en algunos casos, generosísima en función de su edad y el rol que se espera de ellos en el equipo durante la duración de sus contratos. Puede haber algún resabiado, tipo Villa, al que no le parezca bien, pero el problema de Villa no es el sueldo de Neymar sino que le quita el puesto y le echa del Barça. Pero es ley de vida. Su llegada al Camp Nou también echó a otros y más de uno sintió envidia por el pedazo de contrato que consiguió levantarle a Laporta. Es la ley natural del fútbol.

Messi no se va a alterar, acaba de firmar libremente un contrato con el Barcelona hasta 2018 y percibe 11 millones, y no 12.800.000.  Y está encantado de la vida. Aunque Punto Pelota diga que Neymar "podría" ganar 17 millones, algo que no se ajusta a la verdad y que responde al interés de alguien que desea generar mal rollo donde no lo hay.

La argumentación de Pedrerol invita a la sonrisa: "Está llegando a jugadores del vestuario del Barça que Neymar puede estar ganando 17 millones netos a raíz de esa información que decía que el padre recibió 50 millones del Barça y que esa cantidad estaría distribuída en los cinco años de contrato. Hay gente en el entorno de Messi e Iniesta que se pregunta si es verdad, pero el conjunto culé lo niega", palabra de Pedrerol. "Está llegando". Si está llegando es porque alguien estará interesado en hacérselo llegar. Y aquí también en condicional: les llega que Neymar "puede estar ganando". Lo dice una información que asegura que el padre cobró 50 millones. ¿Quién es el padre de esa información? ¿Quién propaga el bulo? ¿quién intoxica a los jugadores? ¿Quién denuncia un problema antes de que se produzca? ¿Qué jugadores están molestos? ¿Están más molestos que Casillas, Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Arbeloa o Pepe? ¿O menos?

Y que quede claro: "Hay un mosqueo de varios jugadores que no aceptarían una diferencia tan importante". ¿NO aceptarían? ¿En condicional? ¿A lo mejor sí o a lo mejor no?

Se les entiende todo. Desaparecido el dedo perverso de Mourinho, ahora es el del presidente Pérez el que marca la línea. Y la línea pasa por bombardear al Barça. Y mejor no esperar a que se produzcan los problemas. Los generamos antes, por si acaso. No vaya a ser que la verdad no estropee una gran exclusiva.

Y si no es así, lo parece. Neymar aún no ha debutado con el FC Barcelona y ya es objeto de censuras despiadadas. Nos podemos imaginar lo que serán capaces de decir y hacer los mismos que se lo consintieron todo al intocable Mourinho. Que se prepare el chico. Van a por él.


Deja tu Comentario