2011-05-12 17:05 FC Barcelona Por: Administrador

Florentino Pérez pierde los papeles y el señorío



"Nosotros no hubiéramos celebrado nunca una Copa del Rey en un día como hoy", dijo Sandro Rosell ayer en Valencia. Pero el Real Madrid sí. Quizá porque el Real Madrid se rige por otros valores, si es que aún le queda alguno. En la santa Casa Blanca se ha impuesto el modelo Mourinho. Nada que ver con el glamour que buscaba Florentino. Lo que está de moda allí es el juego sucio de un club perdedor que emplea más tiempo maquinando cómo ensuciar los éxitos del enemigo que abrillantando su propia maquinaria para hacerlos suyos.

Hasta ahora se habían limitado a esparcir bulos contra el Barça echando mano de su entorno mediático fiel. Cuando el dominio blaugrana se hizo ya insultante, tuvo que salir Mourinho en persona para echar mierda contra el Barcelona. Calumnia que ahora queda. Ese es el estilo de un Madrid que no tiene respuestas en el campo y las busca en el terreno de la bajeza moral más vil.



Pero lo que nunca hubiéramos podido imaginar de un club presidido por Florentino es que 21 días después de ganar la Copa eligiera la misma fecha en la que el Barça iba a proclamarse campeón para ofrecerla a las autoridades y a la afición. Florentino ha conseguido su objetivo: acaparar espacio en las portadas de sus diarios (Marca y As). Misión cumplida.  Hay que felicitarle por ello, pero a la vez Florentino ha puesto tan bajo el listón del señorío del Madrid que ya hasta existen serias dudas de que aún exista. Una cosa es que a Mourinho se le vaya la cabeza con sus bobadas y otra que el Real Madrid como institución acepte el papel de equipo pequeño y recurra al "teatro" para amortizar los éxitos del rival que gana siempre.

¿No pedía Mourinho fair play? ¿No hablaba de vergüenzas? ¿Por qué, Mourinho, por qué el Real Madrid se comporta con tanta mezquindad desde que estás tú?


Deja tu Comentario