2012-12-19 12:12 Real Madrid Por: Administrador

Florentino pacta: "Normalidad por el doblete"



En la comida, claro está, estaba presente José Mourinho. Al técnico portugués iban encaminadas las palabras de Pérez, consciente de que los constantes incendios generados en torno al luso y los malos resultados del equipo en la Liga están causando un clima irrespirable que algunos medios empiezan a entender como causa de la diferencia de funcionamiento del equipo con respecto a la campaña pasada.

Florentino teme que esta situación eche por tierra el resto de la temporada, teniendo en cuenta que aún quedan la Champions y la Copa del Rey. Dos objetivos, sobre todo el primero, que pueden hacer que el curso acabe de la mejor forma y que el resultado liguero, sea cual sea, quede en un plano más que secundario.



La afición quiere la Décima después de una temporada muy exitosa en la competición doméstica. La Liga importa menos. Los jugadores se han encomendado para conquistar el entorchado europeo y en cada entrevista y declaración que hacen su obsesión por la Champions es más que palpable. Iker Casillas, Sami Khedira o Karim Benzema han dado buena muestra de ello recientemente. Florentino lo sabe y por eso "venderá" la sobriedad, la serenidad y la calma dentro del club con tal de conseguir esas metas.

Sin embargo, el mandatario espera que José Mourinho sepa "conducir" esta paz como debe, sin incidentes que quiebren el rumbo psicológico de los jugadores. Por eso le ratificó más que nunca el pasado fin de semana y por eso quiso normalidad durante la comida de Navidad. A los jugadores les vino a decir que no se relajen, que no tiren la Liga. No ya por intentar ganarla, que también, sino por recuperar sensaciones de cara a los otros dos frentes. Quiere que el equipo enderece el rumbo en el segundo tramo de la temporada.

Paz a cambio de títulos. Ese es el trato. Más que nada porque si no, al final de la campaña, la herida sería difícil de taponar para todos.




Deja tu Comentario