2013-05-28 20:05 FC Barcelona Por: Administrador

"Florentino Pérez está enamorado de Neymar"



Joan Tubau

Wagner Ribeiro, uno de los respresentantes de Neymar, ha asegurado que Florentino Pérez "es un enamorado de Neymar". Es decir, que el presidente blanco es la "novia despechada" en este triángulo amoroso que ha vinculado al FC Barcelona y al Real Madrid con Neymar. Al final se llevó la presa la más guapa. En este caso el Barcelona.



Pero sorprende que quien teóricamente ha estado trabajando -y no gratis- para el Barcelona tenga el cinismo de decir que "Florentino estuvo hablando 15 minutos conmigo por teléfono y agradeciendo, porque sabe que nunca me escondí: si hubiese sido mi hijo, me hubiese gustado que Neymar jugase en el Real Madrid". Así las gasta el tipo. Afortunadamente, no era Wagner Ribeiro quien debía decidir y el propio interesado dejo las cosas claras eligiendo al mejor club, el mismo en el que triunfaron Ronaldo, Rivaldo, Romario y Ronaldinho años atrás. Sorprende, de cualquier forma, que un personaje con papel de protagonista en esta trama enseñe sus colores. Perdió como perdió el club al que intentaba colocar su "mercancía".

Por otra parte, resulta sintomático que Florentino Pérez se asustara por el precio de Neymar anoche en el programa El Larguero de la Cadena SER: "La contratación de Neymar hubiera alterado el ecosistema del club. Había que negociar con muchas partes y los cálculos que hacíamos es que nos salía por más de 150 millones de euros, con los derechos de imagen repartidos por distintos sitios". Lo que no dijo es que al Real Madrid le pedían más dinero que al Barcelona porque en caso de venderlo al club blanco había que indemnizar al club blaugrana con 40 millones de euros.

Los tiempos de crisis han llegado también al Real Madrid. Florentino Pérez no pestañeó cuando tuvo que pagar a tocateja los 60 millones de la cláusula de rescisión de Figo cuando esa cantidad era absolutamente prohibitiva en esa época. Ni cuando soltó 76 millones por Zidane. Ni por los 68 de Kaká ni los 96 de Cristiano Ronaldo. Ahora no está el horno para bollos. Bankia no está detrás con sus créditos y para comprar hay que vender. Sólo así se entiende el interés desmedido por vender a Di María, Higuaín, Pepe y Coentrao. Florentino confía en que con lo recaudado podrá lanzarse a por Gareth Bale. De lo contrario, ni 150 ni 70 millones. El Madrid no está para alegrías. Este Florentino que se arruga ante 150 millones por un futbolista del que está "enamorado" está en la línea del club que ha crerado a su imagen y semejanza, un club perdedor.




Deja tu Comentario