2015-06-02 16:06 Real Madrid Por: Administrador

Florentino Pérez le pide a Benítez mano dura



Sergio Marco

No sólo la preparación física y la falta de rotaciones movieron a Florentino Pérez a acabar la relación del Real Madrid con Carlo Ancelotti. Hay otro detalle, el mando en el vestuario, que al presidente blanco le tiene mosqueado. Anoche, en la cena que mantuvieron Florentino Pérez y Rafa Benítez, salió el tema. El presidente está convencido de que Carlo Ancelotti dio demasiada manga ancha a sus jugadores y sospecha que los líderes de la plantilla mandaban más que el entrenador.  Todo ello, unido a la falta de resultados, llevó a Florentino a forzar el cese de Ancelotti.



Florentino le pidió a Benítez, que ha firmado por tres años y que pasó la noche en Valdebebas, que imponga su autoridad en el vestuario. Y le avisó de las dificultades que entraña lidiar con toros de la naturaleza de Sergio Ramos, Iker Casillas o Cristiano Ronaldo. Le explicó que Ancelotti pecó de permitir el amiguismo en su relación con los jugadores y que él debe evitar precisamente el exceso de confianza. Debe quedar claro desde el primer momento que el que manda ahí es él para bajar de esta manera los humos a los jugadores. Josep Pedrerol se ha centrado en Jugones en el poder y ascendencia que tiene Sergio Ramos entre sus compañeros, pero no es el único líder de ese vestuario.

Ciertamente, el buen trato de Ancelotti con los jugadores, puede ser una de las causas del año en blanco del Real Madrid. Sin embargo, con la misma estrategia Ancelotti ganó la La Décima y hace apenas seis meses encadenó una racha de 22 victorias consecutivas que convirtieron al Real Madrid en la admiración del mundo convertido en invencible. El entrenador de ese equipo era Ancelotti, el que no mandaba.


Deja tu Comentario