2013-04-10 17:04 FC Barcelona Por: Administrador

Florentino Pérez no pierde el tiempo enviando cartas



Escribía Tomnás Roncero en As el 6 de marzo de 2012: "El de ayer fue un buen día para el Madrid desde el punto de vista institucional...Florentino se reunió en el Hotel Ritz de Madrid con los miembros de la Comisión Ejecutiva de UEFA Events, empresa creada para llevar el protocolo y la explotación comercial de eventos como la Champions, la Europa League y la Eurocopa 2012. Allí estaban, junto al resto de miembros de la citada comisión, Michel Platini, Presidente de la UEFA, Ángel María Villar y Florentino Pérez. Lo que sí demostró la cita es que las relaciones entre Madrid y UEFA se han normalizado por completo. En la pasada primavera la cuerda se tensó mucho tras los arbitrajes de Stark y De Bleeckere sufridos por los blancos ante el Barça en la Champions, además de las sanciones recibidas por Mourinho tras sus famosos por qués.

Pero Platini y el mandatario blanco han tenido varias reuniones desde entonces y han regularizado las relaciones entre las partes. Se vio en el palco del Bernabéu el domingo. De hecho, tras el Madrid-Espanyol, Platini habló con Mourinho y el francés se lo contó a Punto Pelota a la salida del Ritz: "Quiero mucho a Mou y es un gran técnico, pero le dije: 'Por favor, no te metas con los árbitros de la UEFA...".



Mourinho ha sacado el pie del acelerador y ha dejado paso a Florentino Pérez en la negociación de arbitrajes amables. Varias reuniones, súplicas a Mourinho... El Madrid cumple y la federación y la UEFA también. ¿En qué quedó lo del villarato y el platinato? Mientras tanto, el presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, se dedica a enviar cartas a la UEFA quejándose del resultado de los negocios que se llevan entre manos Florentino Pérez y los que mandan en el fútbol en España y en Europa.

Está todo muy claro. El tema desprende un claro tufillo de color blanco. No hay más que ver el comportamiento de los árbitros en la Liga española y en la Champions League para confirmar que aquel 5 de marzo de 2012 fue un gran día para el Real Madrid. Desde entonces hemos vuelto a la época de Bernabéu y Saporta.


Deja tu Comentario