2014-05-27 17:05 Real Madrid Por: Administrador

Florentino Pérez pide disculpas



Carlos Muñiz

El entorno del Real Madrid se ha vuelto muy fino y el sábado pasado instauró una nueva norma que hasta ahora no había entrado en vigor: el presidente del Real Madrid no puede alegrarse en el palco de los éxitos de su equipo. Por lo visto, no sentó bien en el Atlético de Madrid que el presidente blanco exteriorizara su alegría soltando adrelina cuando en el minuto 92 Sergio Ramos abrió el camino de La Décima.



El presidente blanco estuvo anoche en El Partido de las 12 y allí pidiió disculpas por festejar el gol de Ramos con el ex presidente José María Aznar. "No era mi intención enfadar a nadie. Era la emoción del momento", ha dicho Florentino. La historia reciente está llena de imágenes de presidentes de otros clubes que pierden la cabeza ante un éxito de su equipo, llegando a rociarse incluso champán por la cabeza, pero parece que en ese caso las manifestaciones de "locura transitoria" están plenamente justificadas. Ahora bien, cuando es el presidente del Real Madrid quien tiene un motivo para expresar su euforia, entonces debe permanecer calladito.

Curiosa vara de medir. De cualquier forma, Florentino Pérez puede estar tranquilo. No avergonzó a un sólo madridista con su comportamiento. Al contrario, todos nos contagiamos de su alegría. Sólo resta esperar verle en muchas situaciones parecidas en el futuro.


Deja tu Comentario