2015-04-02 17:04 FC Barcelona Por: Administrador

Florentino Pérez se carga la cantera del Real Madrid



Fede Peris

Florentino Pérez quiso españolizar hace dos años al Real Madrid y fichó a Isco e Illarra. Y no por cuatro euros. Un año después trajo a James para dejar a Isco en el banquillo y a Kroos para liquidar a Illarra. Y cuando aparecía Medrán en los primeros compases de la temporada como alternativa en el centro del campo, el presidente se ha encargado de hundirle en la miseria incorporando a Lucas Silva, al tiempo que la llegada de Danilo servirá para desactivar la progresión emergente de Carvajal, despedir de forma definitiva a Arbeloa y ningunear a Nacho relegándole a la función de figura decorativa.



Al presidente del Real Madrid le encanta jugar a hacer de secretario técnico. Por eso fichó a Odegaard sin calibrar el efecto negativo que ocasionaría en la plantilla del Castilla. Con Odegaard pierden siempre. Sin Odegaard ganan y golean. Hasta el capitán del filial ha lanzado una indirecta pública a su presidente por el dinero que le paga al supuesto crack noruego. Es lógico y humano que ante tanta demostración de sumisión hacia lo externo, los de casa hayan pensado que si tan bueno es que resuelva él solo los partidos.

El caso más sangrante es ahora el de Dani Carvajal, orgullo de la cantera merengue. Ya en su época del Castilla se sabía que era un excelente lateral, pero Mourinho le mandó al destierro del Bayer Leverkusen mientras daba oportunidades a portugueses de medio pelo en el primer equipo. Es el sino de la cantera del Real Madrid. Tenían un fenómeno en ciernes, Jesé, que está a punto de echarse a perder. Como Álvaro Morata, otro que no servía y que en la Juventus está triunfando por todo lo alto. A Morata no lo fichó Florentino. A Benzema sí. Por eso Morata no está y Benzema sí. Da la sensación de que Florentino Pérez sólo valora a los futbolistas en función de su precio. A partir de 30 millones son buenos. Por eso los de la cantera, a sus ojos, son malísimos.


Deja tu Comentario