2012-04-07 12:04 FC Barcelona Por: Administrador

Florentino Pérez toma el pelo a sus aficionados



Alemania no entiende nada. Hace unas semanas Uli Hoennes, general manager del Bayern Munich, declaraba: «Para mí es el colmo, es impensable. Pagamos cientos de millones de euros (a España) para que salgan de la mierda y luego los clubes se eximen de pagar la deuda. Esto no puede ser así». Se refería a las deudas que se consienten a los clubs españoles mientras que en el resto de Europa se fiscaliza al detalle las finanzas de los clubs.

Pero el tema va más allá y pasa por la situación económica que vive el mundo, Europa y España, que es un país que necesita ser ayudado para salir a flote del precipicio económico al que se ve abocado. Sin embargo, Alemania asiste atónita a situaciones como la que ha provocado Florentino Pérez con los precios del Real Madrid-Bayern. "¿Entrada 90€ = 1 euro por minuto? ¡El fútbol no es sexo telefónico!". Así se expresaba una pancarta la semana pasada en Gelsenkirchen quejándose del precio de las entradas de San Mamés para el partido de vuelta Athletic-Schalke de la Europa Liga. Y es que en Alemania se puede ver un partido de la Bundesliga por 15 euros. No es extraño que los clubs alemanes rocen el aforo completo en sus estadios.

Pero en España somos más chulos. Más deuda exterior, más déficit, más paro, más miseria y...¡precios más caros para el fútbol! Las entradas del Madrid-Bayern serán en el Bernabéu el triple de caras que las del Allianz Arena. En Madrid: 70 euros la más barata: 325 euros la más cara. En Munich; 40 euros la más barata, 120 euros la más cara. El Madrid sigue expansionándose en el exterior y su presidente haciendo negocios con el cemento a costa del Real Madrid, pero la masa social blanca sigue sufriendo el abuso de unos precios que no tienen en cuenta la situación social por la que vive España. Precisamente para evitar este tipo de injusticias se supone que Florentino Pérez construye resorts en Oriente Medio, para generar ingresos que permitan no atentar contra la economía de sus socios.



Además, para este partido los socios del Real Madrid que pagan ya su abono anual, también deberán retratarse en taquilla: entre 42 y 195 euros.

No es un problema exclusivo del Real Madrid, sino del fútbol español, en el que hay que incluir a todos los clubs. No todo vale para derrochar el dinero en la carrera de los fichajes. Los socios y aficionados merecen otro trato. En una época en la que no queda más remedio que aceptar recortes en la Sanidad o la Educación, resulta contradictorio que puedan ocurrir estas situaciones nada edificantes: el ocio nunca puede estar por delante de las necesidades primarias.

 






Deja tu Comentario