2011-09-16 18:09 Real Madrid Por: Administrador

Florentino pone orden en el fútbol español



Florentino echó por tierra la "revolución francesa" de Del Nido. Salvo Espanyol y Betis, que se mantuvieron fieles al presidente sevillista, los demás guardaron silencio ante las palabras del máximo dirigente madridista, que reprochó a los demás presidentes la cita de Sevilla la semana pasada a la que no fueron invitados los presidentes de los dos clubs grandes y les aseguró que no piensa rebajar la cifra que le corresponde al Real Madrid después del acuerdo que se obtuvo en su momento para el reparto del dinero de las televisiones. En ese punto contó con la colaboración de Sandro Rosell. También afeó a Del Nido con un tono convicente por sus intentos de restar legitimidad a los acuerdos de la LFP.

Y amenazó con el hecho de que están tipificadas las sanciones para los incumplimientos de dicho acuerdo, en clara alusión a los movimientos subterráneos que Del Nido está realizando últimamente."Usted y yo defendemos intereses diferentes. Lo que allí se iba a tratar no era de su incumbencia", le respondió del Nido, esperando el respaldo del resto de clubs, especialmente del Atlético de Madrid. Pero las palabras de Florentino Pérez impresionaron tanto que hasta el representante del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil, pidió perdón por su presencia en la revuelta de Del Nido, dejándole con el culo al aire.



Los únicos que mantuvieron su postura contraria a las tesis de Florentino fueron Sevilla, Villarreal, Betis y Espanyol. Todos ellos pidieron, sin éxito, la dimisión de Astiazarán, presidente de la LFP. "Dejando al margen la explicación de la LFP del acuerdo para resolver el asunto de la huelga, la reunión ha sido una 'merienda de negros' o una golfada", resumió José María Cruz, vicepresidente y director general del Sevilla a la emisora oficial del club 'SFC Radio'.

Florentino también se ha propuesto acabar con el problema de las radios y planteó la necesidad de sentarse a negociar con ellas para buscarle una salida al conflicto permitiendo, mientras tanto, que las radios entren en los recintos deportivos.


Deja tu Comentario