2014-08-13 19:08 Real Madrid Por: Administrador

Florentino quiere limpiar el vestuario del Madrid



A. García

El Real Madrid está en plena ‘operación salida’ y quiere liberarse de ciertos jugadores que han formado parte del ‘Mourinhismo’ más extremo, y que siempre han estado agradecidos al entrenador portugués durante su etapa en el conjunto blanco.



El primero en caer ha sido Diego López, que fue el portero que trajo el de Setúbal para quitarle el puesto a Iker Casillas, y que finalmente lo consiguió. El próximo será Ángel Di María, que aunque tuvo disputas con él, comparten agente (Jorge Mendes) y siempre ha estado a su favor, puesto que cree que manejaba perfectamente el vestuario.

Florentino también ha puesto en el mercado a Álvaro Arbeloa, el máximo defensor de José Mourinho, y que por su ‘culpa’ se ha ganado rivales en la directiva y en el vestuario, como por ejemplo, Iker Casillas. Arbeloa nunca ha negado su amistad con Mourinho, y siempre le ha defendido, incluso cuando el Madrid decidió echarle.

Junto a él, su amigo, y también defensor del portugués, Xabi Alonso, que no tiene claro su futuro, puesto que Carlo Ancelotti le ha informado que el titular será Toni Kroos y a su lado estará Luka Modric. Aunque ha sido defensor de José, nunca lo ha hecho ‘público’, y ha defendido a Iker Casillas, pero en el vestuario blanco le han tildado de ‘mourinhista’.




Deja tu Comentario