2011-11-27 20:11 Real Madrid Por: Administrador

Florentino retará a la NBA



Sin embargo, parece que esta vez el presidente blanco ha abierto los ojos, para beneficio de su parroquia afín al mundo de la canasta. Y es que Pérez tomó su primera gran decisión devolviendo al equipo al Palacio de los Deportes, un lugar idóneo para los seguidores blancos. A falta de un pabellón propio, la zona de Goya, lugar en el que se encuentra el pabellón de la Comunidad de Madrid, puede ser considerado el segundo hogar del equipo merengue.

Pero Florentino es un ganador, y no quiere ver cómo su equipo de baloncesto se arrastra por España y Europa de forma ramplona. Eso se acabó. Por eso, el presidente no puso ninguna objeción a la hora de poner toda la carne en el asador (y mucha pasta, por cierto) para hacerse con los fichajes de Rudy Fernández y Serge Ibaka, dos auténticos NBA. Para Florentino, estos dos fichajes le suponen sacar pecho: españoles y arrebatados a la mejor liga del mundo, la que tiene más dinero y mejores recursos. Fichajes made in Florentino, que diría un castizo.

Sin embargo, el presidente blanco no está conforme con que sus dos estrellas estén un par de meses en Madrid y pongan rumbo hasta América cuando se solucionen los problemas de la NBA. Por eso, Pérez ya ha dado orden de forma explícita de hacer lo imposible por retener tanto a Rudy como a Ibaka. Una misión complicadísima, sobre todo en el caso del segundo, pero Florentino tiene ante sí el reto de ‘quitarle’ dos grandes figuras nacionales a la NBA, y eso le motiva. Y mucho.

Además de la evidente mejora que supone para la plantilla de Pablo Laso contar con estos dos jugadorazos, a Florentino le pide el cuerpo que tanto Ibaka como Rudy continúen en Madrid por dos razones: la primera es que tanto el Palacio de Deportes (en Liga) como la Caja Mágica (en Euroliga) están rozando el lleno cada partido, algo impensable la temporada pasada. Y gran parte del mérito de que ambas canchas hayan retomado el pasión por la sección de la canasta merengue la tienen estos dos jugadores: Rudy e Ibaka. La segunda razón, y muy evidente además, es que las ventas de camisetas de la sección de baloncesto del Real Madrid se han disparado. Antes, era hasta difícil encontrar en la tienda Adidas del Santiago Bernabéu una camiseta de la sección de baloncesto del equipo blanco. Ahora, no es raro el día en el que no se despachan varias centenas con los nombres de Rudy o Ibaka. Por eso, Florentino tiene claro que sus NBA deben quedarse en Madrid. Que lo consiga es otra cosa, pero este FP es el que gusta a sus aficionados al mundo de la canasta. Incluso, ya se ha dejado caer por el Palacio de los Deportes en alguna ocasión este año. Un buen detalle de un presidente que sabe lo que su gente desea: un equipo campeón.


Deja tu Comentario