2012-02-18 09:02 Real Madrid Por: Administrador

Florentino se harta de la prepotencia culé



En Madrid el tema de la final de la Copa del Rey resulta cansino. El club blanco ya ha alegado suficientes razones para que en el Fútbol Club Barcelona entiendan a la primera que no van a dar su brazo a torcer en su decisión. La final no será en el Santiago Bernabéu. Parece que todo el fútbol español lo han comprendido, pero la entidad azulgrana sigue haciendo oídos sordos y pretendiendo hacerse con la suya a base de insistencia, actitud que es banal.

El club merengue ha alegado que efectuará unas obras de acondicionamiento del estadio para esas fechas, situación a la que habría que sumar otra serie de razones que impiden que la final se dispute en el Bernabéu. La posibilidad de que los blancos ganen la final de la Champions League el 19 de mayo y quieran festejar dicho acto en su feudo; que el club quiere utilizar el estadio para albergar la fase de ascenso del Real Madrid Castilla a Segunda División, como ya hiciera el curso pasado; además de la negativa de los socios a que se ceda el estadio, los cuales tiene derecho a voto porque son los máximos activos de este club.



El Barça tiene que entender por las buenas los motivos madridistas. Su discurso repetitivo, agotante y persuasivo solo sirve para dejarles una vez más en evidencia. El club catalán está acostumbrado a que todo se haga según ellos crean, pero se han encontrado de bruces con el Real Madrid, que no está dispuesto a ello. Su insistencia lo único que provoca es que se deterioren aún más las relaciones entre ambos clubs, que es algo que parece que importa poco en la Ciudad Condal, aunque ellos aboguen siempre en su discurso por el bien del fútbol español.

Crean o no las alegaciones blancas de las obras en el estadio, algo que ha puesto en tela de juicio el señor Toni Freixa, el Madrid ya negó a uno de los grupos del momento, Coldplay, a cederles el estadio por dichas reformas, por lo que su concierto será en el Vicente Calderón, algo a lo que podría atender el directivo culé en lugar de hacer continuamente el ridículo.

En este tiempo se ha intentado poner en tela de juicio el señorío blanco por no ceder su estadio, pero hay que recordar que la entidad blanca ha dejado su feudo en 33 ocasiones para la celebración de dicha final, once de ellas con presencia azulgrana, y no por ello ha puesto pegas. En cambio, los culés, que ahora tanto presumen de querer ser partícipes de la ‘fiesta nacional del fútbol español’ solo han cedido su estadio a la Real Federación Española en tres ocasiones, y solo una con presencia madridista. Así, con estas, parece que no son ellos los que tiene que dar lecciones de civismo y comportamiento en estos momentos, porque todos podemos recordar el año 2004 cuando la entidad azulgrana se negó a ceder su estadio para la final copera entre Real Madrid y Real Zaragoza, la cual tuvo que disputarse en el estadio de Montjuïc.



Florentino está harto. Lo ha dicho por activa y por pasiva, la final no se jugará en el Bernabéu, pero algo tan sencillo parece que no ha calado aún en la mente cavernícola de la directiva barcelonista. El Barça quiere que el Madrid lo haga público, algo que solo dejaría aún más en ridículo a la directiva culé y que demostraría una vez más los sucios valores en los que se basa su espíritu. Así, el presidente blanco espera no tener que entrar al trapo con la infantil actitud tomada por el Barça, ya que parece que el tema de la dichosa final solo quiere servir como cortina de humo  para tapar sus problemas deportivos y extradeportivos.


Deja tu Comentario