2015-06-30 14:06 Real Madrid Por: Administrador

Florentino se lleva un chasco con David De Gea



Sergio Marco

Cuando el Real Madrid se encalla en la negociación por el fichaje de un futbolista, siempre tiene una carta escondida que acaba decidiendo la partida a su favor: la voluntad del futbolista de jugar en el Real Madrid. En el caso de David De Gea, para sorpresa de todos, ese comodín que siempre se reserva Florentino para el momento decisivo, no ha aparecido por ningún lado.



De Gea se ha borrado de la negociación entre el Real Madrid y el Manchester United y no va a mover un dedo para decidir el traspaso en favor del Real Madrid. No quiere indisponerse con la afición del United, por si el acuerdo no acaba cerrándose, y no colaborará forzando el pase con una declaración contundente que deje claro que quiere abandonar el Manchester United para jugar en el Real Madrid. En las últimas horas ha recibido presiones, entre ellas de Louis Van Gaal, y De Gea empieza a entender que si se va del United el entorno del club le echará a la afición encima. Y él se quiere ir bien.

Confía en Florentino Pérez y en sus dotes de negociador para resolver el asunto. Pero el presidente blanco echa de menos su colaboración y no intuye en él un especial interés por formar parte de la familia madridista. El Real Madrid ya le ha hechos saber a De Gea que existe un plan B, Bernd Leno, del Bayer Leverkusen, en un intento por hacer reaccionar al portero español, que sigue de vacaciones en Bali con su novia, Edurne, ajeno a todo cuanto está sucediendo en torno a su persona.

Lo cierto es que De Gea se ha visto atrapado por el conflicto que separa a Sergio Ramos del Real Madrid y en el que interviene directamente el Manchester United. El club de Old Trafford quiere llevarse a Ramos, pero no por las cifras que pide el Real Madrid, y utiliza a De Gea para subirse a la parra si lo que le piden por Ramos es prohibitivo (90 millones). Y tal y como están las cosas tan difícil va a ser que Ramos se vaya a Old Trafford como que De Gea juegue en el Bernabéu.




Deja tu Comentario