2014-10-20 19:10 FC Barcelona Por: Administrador

Florentino vende el Bernabéu en las rebajas de verano



Joan Tubau

Florentino Pérez ha vendido su moto al madridismo. Convertirá el Bernabéu en un estadio de película -si le dejan y si cumple con la ley-. Y para hacer realidad su sueño faraónico anunció que las obras no le costarían un euro a los socios del Real Madrid. El dinero saldría de la venta del segundo apellido del estadio. Y habló de precios: 70 millones por temporada. Al final ha aparecido el Tío Paco con la rebaja y lo ha dejado en 20. 

Esa es la mejor oferta que ha recibido el Real Madrid por añadir un nuevo apellido al del ilustre presidente Santiago Bernabéu para denominar al estadio blanco. Se trata de IPIC, un fondo de inversión auspiciado por el gobierno de Abu Dabhi y que, entre otras empresas, controla la petrolera española CEPSA y la francesa TOTAL, y con quienes Florentino Pérez ha llegado a un acuerdo para construir en ese país un resort-parque temático del Real Madrid. La oferta árabe habla de 20 millones anuales durante 20 años, muy lejos de los 70 millones anuales calculados por Pérez en uno de sus delirios de grandeza.



Ni Microsoft, ni Audi, ni Coca Cola se han interesado por el tema después de un contacto inicial y de conocer las pretensiones del presidente blanco. Nadie le paga a Florentino lo que cree que vale el Bernabéu. Al final Florentino no tendrá más remedio que aceptar las rebajas. No quería hipotecarse con nadie por más de diez años, pero tendrá que firmar un contrato de 20 años para que le salgan los números. Eso siempre y cuando las autoridades de la Unión Europea le permitan emprender una obra sobre la que pesa la sombra de la sospecha por las irregularidades que se han producido en años anteriores.

Curiosamente, el Arsenal cobra 37 millones anuales del sponsor del Real Madrid para dar nombre a su estadio.

 




Deja tu Comentario