2012-09-20 23:09 Real Madrid Por: Administrador

¿Fractura Mou-Ramos a la vista?



En principio, todos "entendieron" la suplencia de Ramos ante el Manchester como un toque de atención simbólico no sólo para él (fue el único que cuestionó sus críticas en rueda de prensa tras la derrota en Sevilla), sino para toda la plantilla, para hacerle ver al grupo que la situación era seria y que nadie debe salirse del barco.

Mourinho dijo tener "cabezas poco comprometidas" en la sala de prensa del Pizjuán, y Ramos contestó: "Es raro que en cuatro jornadas el míster ya se haya puesto tan duro. Aquí los culpables somos todos, desde el primero hasta el último". Al técnico no le gustó que le contradijeran. Banquillo y a otra cosa.



Tal y como informamos en este portal, la del martes no ha sido la primera vez que Ramos es suplente por decisión de Mourinho. El año pasado ya le dejó en el banco en un encuentro ante el Racing en Santander después de que el equipo cayese en Valencia ante el Levante. Fue una semana convulsa con dos pinchazos nada más arrancar la Liga, algo parecida a la de ahora, que se solucionó con la famosa barbacoa. El sevillano regresó a la titularidad después de aquello y también quedó patente que sólo había sido una medida ilustrativa para la plantilla.

Sin embargo, Ramos no se ha tomado esta vez las cosas con tanta calma como entonces. Según informa el diario AS, el jugador, dolido y molesto por su suplencia en un choque tan atractivo como el del City (evidentemente, no es lo mismo que ser suplente ante el Racing), se entrenó ayer en solitario en Valdebebas a pesar de que Mourinho había concedido un día libre a la plantilla. 

'El Confidencial' va más allá y analiza exhaustivamente la relación entre el técnico y el jugador, que pese a que no es mala en el sentido de que hay un respeto mútuo, siempre ha tenido momentos de distanciamiento o diferencias entre ambos. Ramos y Mourinho difieren, según este rotativo, en su forma de ver el fútbol y en las jerarquías. Hasta el encuentro contra el City habrían sido tres los momentos de más tensión entre ambos: Cuando su suplencia ante el Racing la temporada pasada, cuando el jugador se empeñó en lanzar un penalti contra el Athletic en contra de los deseos de su técnico y después de la eliminación copera ante el Barça, también la temporada pasada. Florentino Pérez habría estado actuando como elemento mediador entre ambos, pues entre el futbolista y el presidente sí hay una relación de amistad fuerte.



Ahora, Ramos habría considerado su suplencia como un golpe duro a su jerarquía dentro del vestuario y a nivel internacional. MARCA recuerda que no es la primera vez que Mourinho decide sentar a un peso pesado de su equipo para hacer valer su autoridad. En el Madrid ya lo hizo con CR7 y con Casillas, en el Chelsea con Shevchenko, Carvalho o Robben y en el Inter con Iván Córdoba o Balotelli. Sin embargo, está en su mano prolongar o zanjar el asunto este domingo contra el Rayo, donde veremos si Ramos es titular de nuevo o vuelve a ocupar el banquillo.

No sería demasiado inteligente que Mourinho lanzara piedras contra su propio tejado, y menos nada más empezar la temporada. Ramos es su mejor central junto con Pepe y los precedentes no invitan a pensar que la situación vaya a seguir así. "Crear" un caso Ramos dividiría al vestuario y a la afición y despistaría al equipo. Mou lo sabe. Pese a que algunos incluso señalan que de continuar el portugués, el jugador pedirá marcharse del club (concretamente Alfredo Duro, que lo aseguró ayer en 'Punto Pelota'), es complicado imaginarse al central fuera del equipo blanco. No parece que vaya a haber caso Ramos.


Deja tu Comentario