2012-05-06 02:05 FC Barcelona Por: Administrador

Frío con Tito Vilanova, cariñoso con Estiarte



Fue un abrazo muy emotivo. Manel Estiarte pone fin a sus días como empleado del Barça marchando con quien le puso donde estaba, comandando un departamento, relaciones externas, a quien la junta directiva de Sandro Rosell no le encontró nunca sentido. Era lógico que Estiarte dimitiera puesto que es un hombre de confianza exclusiva de Pep Guardiola y de nadie más. Su presencia en el Barça, por tanto, estaba de más sin Pep.

En los instantes previos al partido Estiarte comunicó su decisión a Barça TV: "Yo también lo dejo. Se lo comuniqué al presidente hace dos días. Sé que dejo algo irrepetible, que quizá nunca volverá, pero el orgullo de acompañar a Pep es inmenso". El discruso del ex waterpolista es claro: su orgullo ha sido acompañar a Pep, no trabajar en el Barça.



Ambos se abrazaron sobre el césped con especial intensidad. Fue un gesto de cariño que contrastó con la frialdad que ha demostrado hoy Pep hacia Tito Vilanova, en la línea de la mostrada en los últimos días. Aunque sí busco su mano para despedir el improvisado homenaje bailando la sardana final junto a su ayudante. Queda claro que a Pep no le ha sentado nada bien que Tito no haya querido irse con él y haya roto el binomio que han formado durante los últimos cinco años. La diferencia es que Tito aún tiene muchas cosas por hacer en el Barça mientras que Estiarte ya lo ha hecho todo.


Deja tu Comentario