2017-04-08 16:04 Real Madrid Por: Administrador

El fútbol es injusto y la Liga se queda al rojo vivo (1-1)



No hubo suerte: el fútbol es tremendamente injusto. El Real Madrid realizó un gran partido en el Santiago Bernabéu pero no logró llevarse la victoria a pesar de ir por delante durante prácticamente toda la segunda mitad. Antoine Griezmann contrarrestó en el 85' el tanto de Pepe y dejó LaLiga Santander al rojo vivo, haciendo que el FC Barcelona vuelva a depender de sí mismo para llevarse el campeonato. Aunque el club blanco sigue siendo el amo de la capital, en esta ocasión no pudo lograr que los tres puntos se quedaran en el feudo madridista.

Partido trabado

El plan de Diego Pablo Simeone era claro: que el Real Madrid no lograra tener ocasiones, aunque ello supusiera darle totalmente el control del encuentro. Aunque en los primeros minutos no se notó demasiado, cumplidos los primeros diez minutos del partido el equipo de Zinedine Zidane comenzó a tener claramente la posesión, sobre todo en la zona de campo rival, aunque eso sí, sin crear mucho peligro. El centro del campo madridista no terminó de crear con demasiada facilidad, la buena defensa de los colchoneros supuso algo complicado de superar para los blancos, que a pesar de buscar el tanto con ahínco, no obtuvieron la recompensa en el primer tiempo. La ocasión más clara llegó de las botas de Antoine Griezmann, que se plantó sólo ante Keylor Navas (que no tuvo su mejor día a la hora de despejar las pelotas que le llegaban), pero finalmente el colegiado señaló fuera de juego. [caption id="attachment_288248" align="aligncenter" width="930"]Foto: Pierre-Philippe Marcou / AFP / Getty Images Casemiro disputando un balón con Koke | Foto: Pierre-Philippe Marcou / AFP / Getty Images[/caption]

Savic salvó al Atlético

En el minuto 31, Cristiano Ronaldo aprovechó un pase de Gareth Bale para plantarse totalmente solo ante Jan Oblak y superarle, aunque desgraciadamente para los deseos madridistas, apareció la figura del defensor Stefan Savic bajo los palos, que cubrió el hueco que dejó su compañero esloveno y con la cabeza sacó el esférico que había rematado el '7' blanco. El gran enfado del Real Madrid llegó sobre el minuto 37, cuando De Burgos Bengoetxea mostró la primera tarjeta amarilla del partido a Casemiro tras una entrada que lo merecía, aunque las quejas venían de que en múltiples ocasiones los jugadores del cuadro de Diego Pablo Simeone fueron muy fuertes al choque y realizaron faltas que merecían también ser castigadas con la amonestación de color amarillo. 0-0 fue el marcador al descanso, aunque el Real Madrid parecía seguir siendo como claro favorito para llevarse el siempre complicado derbi madrileño.

El momento de Pepe

Tras la reanudación, el encuentro mostró una cara totalmente distinta. A pesar de que el Real Madrid seguía llevando el control del partido, lo cierto es que en el primer tiempo no gozó de demasiadas oportunidades de peligro, pero nada más comenzar la segunda mitad, el cuadro de Zinedine Zidane comenzó con un juego extremadamente ofensivo con un objetivo claro: adelantarse en el marcador. El primer gol del encuentro llegó, como no, con una jugada especialidad de la casa: a balón parado. Toni Kroos cogió sin miedo el esférico que estaba lejano al área y como viene siendo habitual lo centró hacia la portería que defendía Jan Oblak, en el aire logró cazarlo Pepe que batió sin demasiados problemas al guardameta esloveno y puso el 1-0 en el marcador para darle más ánimo al encuentro. [caption id="attachment_288250" align="aligncenter" width="930"]Foto: Curto de la Torre / AFP / Getty Images Pepe rematando la falta servida por Toni Kroos | Foto: Curto de la Torre / AFP / Getty Images[/caption] Minutos más tarde, cerca estuvo el Atlético de Madrid de poner las tablas en el marcador a través de una veloz contra, pero Keylor Navas sacó una estupenda mano para detener el disparo de Fernando Torres, que a pesar de enfrentarse a un equipo como el madridista que se le da bien, no tuvo su mejor tarde y erró una oportunidad clarísima de las que nunca se debe fallar. Las malas noticias llegaron pasada la hora de partido, cuando Pepe se hizo daño y tuvo que abandonar el terreno de juego. El staff técnico de Zinedine Zidane se movió deprisa y rápidamente se produjo su sustitución: en su lugar entró Nacho Fernández.

El único color fue blanco

La segunda mitad se define por un único color: el blanco. El Real Madrid fue claramente el dominador del encuentro y tras el gol de Pepe se notó todavía más, el Atlético de Diego Pablo Simeone -como viene siendo tendencia- fue un títere a manos de los jugadores madridistas. La posesión del esférico estuvo situada prácticamente siempre en la zona de los rojiblancos, pero en los pies merengues. Zinedine Zidane quiso hacer cambios en el centro del campo y aunque no preparó una revolución, sustituyó a un hombre por otro: Isco Alarcón -ovacionado- entró para dar descanso a Toni Kroos, muy cansado después de un duro partido. No tardó demasiado el francés en realizar su último cambio. Se marchó Gareth Bale que retrasó durante muchos momentos su posición para formar un 4-4-2 y tener superioridad en el centro del campo, y en su lugar entró Lucas Vázquez, que al igual que su compañero Isco, se llevó una atronadora ovación por parte de los 80.000 aficionados que acudieron al Santiago Bernabéu.

Injusticia: marcó Griezmann

No pudo ser más injusto el partido: a pesar de que el Real Madrid dominó de principio a final y mereció llevarse los tres puntos, Antoine Griezmann aprovechó un contraataque en los últimos minutos del encuentro para batir a un Keylor Navas que poco pudo hacer y poner el empate en el marcador. De este modo, el club blanco perdió dos puntos de tres y la Liga se quedó al rojo vivo. Diego Pablo Simeone se movió rápidamente y como viene siendo habitual volvió a poner un once defensivo, quitando a Yannick Carrasco del terreno de juego y, aunque Alessio Cerci llevaba preparado varios minutos para saltar al terreno de juego, en su lugar entró el defensa José María Giménez. El cuarto árbitro levantó el cartelón con el tiempo añadido: cuatro minutos. Durante estos cuatro minutos el Atlético se dedicó a perder tiempo, y el Madrid no fue capaz de aprovechar sus pocas ocasiones.
FICHA TÉCNICA REAL MADRID, 1 - ATLÉTICO DE MADRID, 1 REAL MADRID (1): Keylor; Carvajal, Pepe (Nacho, min. 67), Ramos, Marcelo; Casemiro, Modric, Kroos (Isco, min. 76); Bale (Lucas, min. 81), Benzema y Cristiano. ATLÉTICO DE MADRID (1): Oblak; Juanfran, Godín, Savic, Filipe Luis; Saúl (Correa, min. 62), Gabi, Koke, Carrasco (Giménez, min. 88); Griezmann y Fernando Torres (Thomas, min. 78). GOLES: 1-0, min. 52, Pepe. 1-1, min. 85, Antoine Griezmann. ÁRBITRO: De Burgos Bengoetxea (comité del País Vasco), amonestó a Casemiro (min. 37), Saúl (min. 52), Godín (min. 60), Carvajal (min. 88) y Koke (min. 89). INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 31ª jornada de LaLiga Santander, entre Real Madrid y Atlético de Madrid, disputado en el estadio Santiago Bernabéu (Madrid, España) ante 80.000 espectadores.

Deja tu Comentario