2011-07-20 18:07 FC Barcelona Por: Administrador

Gago, víctima de la tiranía de Mourinho



"El Barça es el mejor equipo de la historia y la afición del Madrid no se quiere dar cuenta. Es el mejor de la historia. Están muy por encima del Real Madrid y los hinchas piensan que se les puede ganar, pero este año era imposible. Se pueden buscar alternativas, formas de jugarle, pero es imposible. Es algo impresionante, da gusto verlos jugar y la afición no se quiere dar cuenta". Así se expresaba Fernando Gago hace apenas unos días, Y, para acabarlo de arreglar, añadía: “Ronaldo es muy buen jugador también, pero por todo lo que ganó y lo que hizo Lionel, está un paso arriba. Lionel es muy inteligente, muy tranquilo. Tenemos al mejor de todos y lo tenemos que aprovechar".

Demasiado para Jose Mourinho, poco o nada acostumbrado a que sus jugadores se expresen libremente y digan lo que sienten. Él prefiere tenerles sometidos y que se ajusten a su criterio. Como eso no ha sucedido con Gago, ahora le esperan las represalias. Ya lo dijo Casillas "nos ajustamos a un guión en nuestras declaraciones". Gago no se ha ceñido al discurso que quiere oír Mourinho y el castigo no ha tardado en llegar. Gago no formará parte de la expedición madridista que realizará una gira por China en la primera semana de agosto y se quedará con los apestados, el otrora maravilloso Canales, Pedro León, Lass y Drenthe, grupo con el que Mourinho no quiere saber nada. Es el estilo Mourinho. No puede soportar que el espejito le diga que hay otro más guapo que él, aunque exista.



El club trata de esconder el asunto detrás de una lesión muscular. Pero el propio jugador, que se casa el martes en Argentina, ya ha advertido que prefiere quedarse en su país "recuperándose", antes que formar parte del pelotón de los torpes junto a Canales, Drethe y Pedro León y Lass en Madrid.

Gago tiene dos años más de contrato y el Madrid intentará traspasarle antes del 31 de julio, aunque el jugador no parece muy predispuesto a que el club haga negocio a su costa. Indirectamente, Gago se ha convertido en una nueva víctima del rodillo blaugrana y su incuestionable superioridad sobre el resto. Unos lo admiten. Otros prefieren acordarse de los árbitros, de la Federación o de la UEFA para justificar su inferioridad y sus carencias.


Deja tu Comentario