2016-04-13 22:04 FC Barcelona Por: Administrador

Gerard Piqué da la cara y no culpa al árbitro



No habrá Periscope, pero Gerard Piqué no se esconde y en el momento más difícil de la temporada ha salido a dar la cara, como es habitual en él. Triste y cabizbajo, Piqué ha reconocido que este resultado puede dejar huella en un equipo acostumbrado sólo a ganar: "Es un golpe duro, no lo esperábamos, hay que levantarnos como muchas veces hemos hecho en este club. La primera parte hemos salido más contemplativos, no queríamos encajar y lo hemos conseguido, pero el gol de Griezmann trastocó los planes. Fuimos más agresivos en la segunda parte y generamos lo suficiente para meter un gol, pero no pudo ser, estaba escrito que la pelota no entrara, no era el día". Preguntado sobre el alarmante nivel de juego y la racha de resultados negativos que empieza a acumular el Barcelona en los últimos partidos, Piqué ha dicho que "no sé si es temprano, estamos en un pequeño bajón, no siempre estás en tu mejor momento. Las cosas salen mejor o salen peor, el equipo tenía hambre de marcar pero la pelota no quería entrar. Esto es fútbol, también juega el rival. Nosotros creemos que somos muy buenos, pero no siempre puedes estar en el mejor momento". Piqué ha negado que el equipo esté mal físicamente: "No creo que estemos en un nivel físico bajo, sí que es verdad que llegamos con muchos partidos encima, pero creo que el equipo ha competido bien". Y sobre la posibilidad de que este tropiezo pueda afectar a la moral del equipo de cara a la Liga ha respondido:  "No te voy a negar que ha sido un golpe muy duro que no esperábamos. Nos tenemos que levantar, es lo que toca, nos jugamos Liga y Copa y son dos competiciones muy bonitas que esperamos ganar. Hay ganas y fuerzas para levantarnos, pero los bajones a veces llegan en el peor momento". Y preguntado por el árbitro, ha sido contundente: "Nada". Los campeones de verdad no lloran. Ni siquiera cuando el árbitro les perjudica. Eso queda para otros.

Deja tu Comentario