2016-11-20 08:11 FC Barcelona Por: Administrador

Gerard Piqué: defensa, delantero, capitán, líder y presidente



El FC Barcelona empató ante el Málaga a 0, y el único detalle bueno que dejó el partido es el retorno de Gerard Piqué, el capitán en la sombra del conjunto azulgrana, un jugador que sí siente los colores y que se deja la piel sobre el terreno de jugo. El catalán volvió a demostrar que es el futbolista que más quiere al Barça, y cuando peor estaba el equipo, se puso el mono de trabajo, le quitó a un insulso Paco Alcácer el puesto de '9' y comenzó a rematarlo todo.

Gerard Piqué ya ha dejado de ser simplemente un defensa, es el capitán en la sombra del FC Barcelona: no tiene brazalete, pero da igual, todo el mundo sabe quién manda en el vestuario. Cuando el central habla, los demás callan y asienten, porque es el líder del equipo. Ayer, intentó hacer igual que contra el Celta de Vigo, pero en esta ocasión no tuvo fortuna, no obstante, la afición le agradece que fuera el único en dejarse la piel. Porque sí, hace falta más gente de la casa. Ayer, Carles Aleñà podía cambiar el partido, pero Luis Enrique prefirió que entrara André Gomes.



Todo el mundo sabe que, además, Gerard Piqué podría convertirse en el mejor presidente de la historia del Barça: encuentra acuerdos de patrocinio multimillonarios, defiende al club como nadie, y tiene las agallas suficientes.

El Barça necesita a más gente como el catalán, a futbolistas que sientan lo que es el escudo azulgrana, que su sangre sea del color de la camiseta.


Deja tu Comentario