2016-10-10 13:10 Reportajes Por: Administrador

Gerard Piqué: La historia de un compromiso verdadero



Aleix García

«Esta es mi historia y os la quiero explicar», así comienza el libro que terminó de escribir Gerard Piqué el 25 de febrero de 2010, el día que firmó su renovación con el FC Barcelona hasta 2015.



Seis años después, el 9 de octubre de 2016, el defensa central ha anunciado su retirada una vez finalizado el Mundial de Rusia de 2015 como jugador de la selección española. La prensa y las redes sociales le han maltratado: se han inventado historias para dejarle en mal lugar. Esta malintencionada campaña es el reflejo, como bien ha apuntado el periodista Antonio Maestre, de los dos grandes males de esta sociedad: la existencia de un periodismo enfermo y la catalanofobia.

En la página 89 de su libro, encontramos las sensaciones que tuvo cuando se enteró de que, por fin, podría debutar con la selección española absoluta de la mano de un hombre, que como el propio Gerard Piqué indicó algunas páginas más tarde, le dio confianza desde el primer día: Vicente del Bosque. «Cuando las cosas funcionan tan bien, tu equipo lo gana prácticamente todo y tu participas y contribuyes a este éxito, al final las recompensas llegan», apuntó.

Su primera convocatoria

«Habíamos acabado el entrenamiento y aquel día de principios de febrero el seleccionador español, Vicente del Bosque, tenía que dar la lista de jugadores convocados para el partido amistoso contra Inglaterra. Me estaba duchando cuando, de golpe, alguien chilló desde el vestuario: ‘Busi (Sergio Busquets) y Piqué van convocados’. En ese momento no salí de la ducha. Estaba en estado de shock. Siempre tienes esa pequeña ilusión que un día te convocarán con la Selección, pero cuando la noticia de la convocatoria te llega, nunca estás preparado para recibirla coherentemente y tener una reacción sensata. Son demasiadas emociones como para mantener las formas», aseguró, dejando clara su intención de defender con orgullo los colores de La Roja.



[caption id="attachment_271627" align="aligncenter" width="930"]Gerard Piqué debutó contra Inglaterra en un partido amistoso | Foto: Manuel Queimadelos Alonso/Getty Images Gerard Piqué debutó contra Inglaterra en un partido amistoso | Foto: Manuel Queimadelos Alonso/Getty Images[/caption]

Tras esto, prosiguió: «Salí de la ducha y todos los compañeros me felicitaron. Me dirigí a mi taquilla para coger el teléfono móvil y llamar a mis padres para darles la noticia, pero en seguida intuí que había llegado tarde: ¡Tenía más de diez llamadas perdidas de mi padre!», comentó. «Después de hablar con ellos, me avisaron que como jugador que había estado convocado por primera vez con la Selección tenía que hacer la respectiva rueda de prensa. Todo de golpe, un cúmulo de sensaciones nuevas que hicieron de aquel día uno de los más especiales que he vivido como profesional», apuntó.

El debut como internacional

«El debut como internacional fue la semana siguiente en Sevilla. Nos convocaron un lunes por la tarde, entrenamos el martes, el día antes del partido, y el miércoles 11 de febrero de 2009 debuté con la Selección Española. Un día que tendré grabado para siempre en la memoria. Y no solo porque debuté, sino porque el entrenador me puso en el once inicial. Nunca te esperas que el día de tu debut tengas el privilegio de salir al campo desde el primer minuto. Siempre le agradeceré a Vicente del Bosque la confianza que me ha dado desde aquel día. El partido fue el que cualquier jugador sueña para su debut. Ganamos con claridad, 2 a 0, delante de una selección tan importante como Inglaterra, y en el aspecto individual me marché muy satisfecho. También cabe destacar el ambiente de aquel día. El Sánchez Pizjuán estaba lleno hasta la bandera y la afición animó durante los noventa minutos», comentó.

«Después del partido, cuando ya estábamos cenando en el hotel, hice firmar la camiseta de mi debut a todos los jugadores del equipo. La guardo en casa como un tesoro. Además, tuve la suerte de poder escoger el número 3, el mismo que llevo cuando juego con el Barça y que tanta suerte me ha dado desde los inicios. Después de cenar con el equipo y charlar un rato con mis padres, que habían asistido a mi debut, subí a la habitación y me dejé caer agotado. Llevaba mucha adrenalina y muchos nervios acumulados, pero si de alguna cosa iba sobrado era de felicidad», dijo. [caption id="attachment_271625" align="aligncenter" width="930"]Gerard Piqué celebrando su primer gol con España | Foto: PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP/Getty Images Gerard Piqué celebrando su primer gol con España | Foto: PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP/Getty Images[/caption]

«Un mes y medio después del partido amistoso en Sevilla contra Inglaterra, la Selección Española jugaba en el Santiago Bernabéu contra Turquía en partido de clasificación para el Mundial de 2010 en Sudáfrica. Volví a entrar en la lista y el seleccionador volvió a ponerme en el once inicial. Era mi primer partido oficial como internacional y el ambiente era espectacular. El estadio estaba lleno. […] Llegamos a la media parte y el marcador no se había movido. En el vestuario, Vicente del Bosque nos dijo que teníamos que mover la pelota a más velocidad e imponer el ritmo del partido. Las cosas mejoraron en el segundo tiempo y, después de una falta que ejecutó Xavi, tuve la suerte de que la pilota me cayera en los pies y marqué el 1 a 0. Mejor debut oficial, imposible […]», aseveró.


Deja tu Comentario