2016-06-14 11:06 FC Barcelona Por: Administrador

Gerard Piqué y Sergio Ramos no firman la paz



Fede Peris Aunque se haya extendido en las últimas horas la teoría de que Gerard Piqué y Sergio Ramos han firmado la paz en base a que ambos futbolistas han decidido seguirse mutuamente en las redes sociales, algo que no sucedía hasta ahora, lo cierto es que nada ha cambiado en su relación. Piqué y Ramos mantienen una excelente relación profesional. Su función en la selección española les obliga a ejercer su profesionalidad al grado máximo y no hay problemas para que se entiendan sobre el terreno de juego y sumen fuerzas en el objetivo de beneficiar al colectivo. Sin embargo, se trata de dos personalidades diametralmente opuestas. La gracia catalana de Piqué poco o nada tiene que ver con el gracejo andaluz de Sergio Ramos. Sus posiciones ante la vida, ante la política o incluso su propia concepción del fútbol les alejan lo suficiente como para no poder llegar a intimar en el plano personal.

Lo que separa a Piqué de Ramos

Piqué reaccionó ante el gol que marcó a Chequia con una actitud fría y desafiante que no gustó nada a Sergio Ramos, un español muy español que no entiende los movimientos políticos y sociales que se están produciendo en Cataluña como Gerard Piqué, que los vive muy de cerca. Por otro lado, flotan en el ambiente viejas rencillas a nivel competitivo que han abierto heridas que todavía no han cicatrizado. Las secuelas de los clásicos quasi bélicos que se vivieron en la época de Jose Mourinho en el Real Madrid siguen vivas y, aunque Casillas intentó solucionar el tema, se mantienen vivas las diferencias entre Piqué y Sergio Ramos. Que nadie sufra porque Piqué dejará hasta la última gota de sudor en la defensa de los intereses de la selección española en la Eurocopa, pero que nadie espere que Piqué y Sergio Ramos sean amigos, porque eso es imposible, aunque se intente hacer creer desde la propia selección española.

Deja tu Comentario