2016-12-05 08:12 FC Barcelona Por: Administrador

El gesto de Guardiola con Cesc le aleja de Messi



El incidente que esta semana dejó el City-Chelsea de la jornada 14 de la Premier League sorprendió a muchos, sobre todo a la afición culé. Al término del encuentro, jugadores y técnicos se saludaron, pero Pep Guardiola no prestó ninguna atención a Cesc Fàbregas. El jugador 'blue' quiso darle la mano, e incluso le dio una palmada en la espalda para saludarle, pero el técnico 'citizen' ni se giró y pasó de él. Un gesto que todo el mundo vio y que no juega nada en favor de los intereses del entrenador 'skyblue'. Y es que vale la pena recordar la estrecha relación que une a Fàbregas con Leo Messi. Ambos jugadores crecieron juntos en las categorías inferiores del club culé, y volvieron a compartir vestuario en el primer equipo en 2011, cuando el de Arenys llegó del Arsenal al equipo entonces entrenado por Guardiola.

Guardiola no quiso fichar a Cesc Fàbregas en 2011

Pero lo cierto es que no fue Pep el valedor de la llegada de Cesc. El catalán era un viejo anhelo del Barça desde 2006, y fueron Tito Vilanova y jugadores como Piqué o el mismo Messi quien presionaron para la llegada del jugador. Este y su salida del Barça en 2014 para recalar en el Chelsea de Mourinho podrían ser dos motivos por los que el técnico no saludó a su ex pupilo tras el duelo. En este sentido, nadie esconde el interés de Pep en fichar a Messi, un deseo que ya mantenía en su etapa al frente del Bayern de Múnich. Sin embargo, el gesto con Cesc no habrá ayudado a la relación con el crack argentino, que se ha decepcionado con el trato de Guardiola. De todas formas, habría sido inútil, pues el '10' sólo piensa en seguir en el Barça hasta que se retire como jugador profesional.

Deja tu Comentario